El MotoGP en vilo por la inminente operación de Marc Márquez

El MotoGP en vilo por la inminente operación de Marc Márquez

La fractura de brazo complicó todos los planes del español; es por este motivo que se someterá a una cirugía con un tratamiento especial.

MDZ Deportes

MDZ Deportes

Tras el anuncio de que Marc Márquez no se subirá en su moto en 2020, inevitablemente se han abierto las especulaciones sobre su futuro. Que si no volverá a competir hasta dentro de seis meses, que si lo hará después de iniciado la temporada 2021. Rumores que no son sino consecuencia de la falta de información sobre el estado real de Marc.

Pues bien, cualquier fecha que lean u oigan sobre el retorno de Márquez es un puro disparo al aire. Y lo es porque ni Marc ni los doctores que están al cuidado de su lesión son capaces de evaluar en estos momentos los tiempos de su proceso de recuperación.

Cuando el 21 de octubre aquí en Mundo Deportivo publicamos que, ante la aparición de complicaciones en la consolidación de la fractura del húmero derecho de Márquez, una tercera operación estaba siendo barajada, el Team Repsol Honda emitió una comunicado:

“El Repsol Honda Team quiere confirmar que la recuperación de Marc Márquez se está llevando a cabo según lo previsto. Aunque se trata de una larga e intensa recuperación, Marc y su equipo no tienen motivos de preocupación”.

Un comunicado en el que como se ve no desmintieron la posible tercera operación. Y es que esa opción estaba entonces sobre la mesa, de la misma forma que continúa siendo una posibilidad ahora. La decisión de llevarla a cabo o no será tomada una vez que los médicos puedan evaluar el resultado del tratamiento alternativo acometido. Esto deberá suceder en un plazo de dos, tres semanas.

Entrar en un quirófano supondría tomar una vía mucho más agresiva, ya que pasaría por injertar en el hueso afectado –húmero derecho- “lascas” de hueso de la propia cadera de Marc.

La pseudoartrosis o no unión, es una de las complicaciones más severas que pueden tener las roturas óseas. Esta cirugía se trata con una técnica poco agresiva y que permite una recuperación más rápida que otros métodos. El procedimiento se basa en combinar el uso de células madres, extraídas con aspiración de médula ósea de la cresta ilíaca postero-superior, con plasma autólogo rico en plaquetas en forma de gel que se obtiene de la sangre periférica, y asociado al uso de trifosfato de calcio más hidroxiapatita con hueso autólogo del paciente que sería en este caso de la cadera.

Y será en función de la decisión que piloto y médicos tomen, cuando se podrá hacer una estimación de cuando Marc Márquez podría volver a subirse a la moto. Recordemos que el precalendario de MotoGP 2021 prevé un inicio de campeonato para el 28 de marzo en Qatar, y el comienzo de la pretemporada en Sepang el 19 de febrero.

Son tres meses desde ahora, un tiempo que debería ser suficiente no sólo para que el húmero de Marc Márquez solidifique, sino que recupere la resistencia que exige pilotar una moto de carreras. Porque una cosa son las exigencias físicas en la “vida civil” y otra muy diferente el estrés al que es sometido el cuerpo sobre una MotoGP. Sea como fuere, lo importante es que Marc “se ponga bueno”.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?