El equipo impresionante que Bartomeu no pudo armar en Barcelona

El equipo impresionante que Bartomeu no pudo armar en Barcelona

El presidente del club Culé intentó fichar a un sin número de jugadores de grandes características qu finalmente no quedaron en nada.

MDZ Deportes

MDZ Deportes

Es norma muy habitual en Barcelona en los últimos mercados, que el club se lance a por jugadores que por unas razones u otras, aunque principalmente sea la económica, no acaban vistiendo de azulgrana, a pesar de que la mayoría de ellos estaban deseando recalar en el Camp Nou. Los últimos tres episodios con final infeliz han sido los protagonizados por Lautaro, Depay y Eric García. Todos estaban locos por la música, pero sin dinero no hay entrada al musical barcelonista. Y al final, una colección de chascos.

El Barça mareó la perdiz con Lautaro, al que señalaron como objetivo prioritario de manera insistente para acabar realizando una propuesta incomprensible, destaca el portal Marca de España. Meses y meses de conversaciones, con el jugador poniendo todo de su parte... para nada. Acto seguido se abrió la puerta a Depay, con el que incluso cerraron un acuerdo... para no acabar presentando oferta al Lyon. Con Eric García, que se posicionó de manera clara para regresar al Barça, sí la presentaron, pero no llegaron a lo exigido por el City.

Un trío de fichajes al limbo que se unen a una larga lista de fichajes que se cocinaron y no llegaron a su punto, la cual forma un auténtico equipazo, con banquillo incluido. Sin portero, porque con Ter Stegen, Cillessen primero y Neto después no ha habido margen, la línea defensiva la formarían el citado Eric, un Iñigo Martínez que fue reclamado por Valverde pero que no acabó fichando porque no se quería incomodar a Mascherano y De Ligt, objetivo claro el verano pasado que acabó decantándose por la Juventus.

Del centro del campo hacia delante hay cuatro jugadores que estando en el PSG no cogieron el vuelo a Barcelona. Primero fue Verratti, al que en el verano de Neymar, paralelamente al culebrón del brasileño, el Barça quiso ficharlo, con la negativa por respuesta del club parisino, a pesar de que el italiano llegó a declararse en rebeldía. Semanas después el club azulgrana quiso fichar a Di María, reconocido por el propio Fideo, pero el PSG no bajó de los 60 y el Barça no subió de los 45. Rabiot, que quedaba libre, se llegó a dar por hecho que vestiría de azulgrana, pero la prima de fichaje pretendida por su madre y agente era demasiado alta y acabó en Turín.

En el centro del campo todo había comenzado con Pogba, caballo de batalla en las elecciones de 2015. El interés por el entonces futbolista de la Juventus era evidente y Bartomeu tenía miedo que algún candidato llegara a un acuerdo con el francés. Por eso fichó a Ariedo Braida, para que bloqueara ese hipotético compromiso con alguna candidatura. Lo consiguió, pero Bartomeu no fue capaz de ficharlo ante el elevado coste de la operación y se fue al Manchester United.

El mayor culebrón fue el de Neymar, que quiso volver a Can Barça dos años después de su clausulazo de los 222 kilos. Bartomeu, con Griezmann fichado, no tenía margen, pero intentó, o al menos disimuló intentarlo, negociando con emisarios enviados a París. Sin embargo, la oferta no convenció al PSG. Y Neymar sí se quedó en la capital gala.

El equipo que no fue

El enero, cuando cayó Luis Suárez, el club azulgrana se lanzó a por Rodrigo. Se negoció en Barcelona, pero nuevamente la oferta estaba muy lejos de las pretensiones del Valencia y seguramente no llegaba a los mínimos de mercado (cesión con opción de compra). El Leeds llegó este verano post Covid con 35 millones y se lo llevó.

En el banquillo encontraríamos jugadores como Willian, Jovic, Ceballos, Willian José, Asensio... y también un entrenador, Xavi Hernández. El legendario centrocampista se reunió en enero con Grau y Abidal tras el despido de Valverde pero declinó la propuesta al considerar que no era el momento y también por ser fiel a Víctor Font, que concurrirá a las elecciones con la baza del de Terrasa como uno de sus reclamos para el socio. Todo un equipazo... con un mito en el banquillo, todos ellos con algo en común: los no fichajes del Barça en los últimos años.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?