Tensión y nerviosismo en el Real Madrid

Tensión y nerviosismo en el Real Madrid

Sergio Ramos termina contrato el próximo mes de junio y aún falta que las partes implicadas se pongan de acuerdo.

MDZ Deportes

MDZ Deportes

Inmersos en una serie de adversidades nunca vistas hasta la fecha fruto de la pandemia, al Real Madrid se le va acumulando el trabajo, destaca Mundo Deportivo. Al episodio de una posible rebaja salarial del 20% a toda la plantilla que se divisa ya en el horizonte, el club debe sumarle la renovación del peso más pesado dentro del vestuario: Sergio Ramos.

El capitán termina contrato el próximo mes de junio de 2021 y, el poco movimiento en los despachos blancos comienza a arrojar dudas sobre la situación y, con ellas, también nerviosismo.

El deseo es mutuo pero las condiciones no tanto

La realidad es que las dos partes quieren seguir de la mano en el futuro. Tanto Sergio Ramos, que ha señalado varias veces que quiere retirarse de blanco, como el Real Madrid, que quiere que lo haga. Sin embargo, en las condiciones de un hipotético acuerdo es donde aparecen las discrepancias.

El capitán quiere asegurarse la firma hasta 2023, firmar un último gran contrato. Pero el Madrid, que en estas situaciones aboga por el ‘día a día’, es partidario de otorgarle solo un año más de unión, hasta 2022, como hace con todos los jugadores que pasan la barrera de los ‘treintaytantos’ (Ramos tiene 35).

Por otro lado, está el aspecto económico. Y es que el camero está en el grupo de los que más dinero cobran junto a las grandes estrellas, pero su gran aportación en la pasada temporada le daría motivos para pedir un incremento.

Pese a ello, en la zona noble del Bernabéu aún no han olvidado lo que pasó a finales del curso 18/19, cuando el capitán puso sobre la mesa una oferta de un equipo chino que le pagaba una auténtica fortuna, pero por la que el Real Madrid iba a percibir muy poco dinero. Florentino Pérez le dejó claro al jugador que no se iba a ir gratis en una reunión que tuvo lugar en las oficinas de ACS y ello provocó un pulso entre ambas personalidades que en la actualidad ha perdido fuerza.

El PSG, los JJ.OO y la Euro 2021

A todo esto, además, hay que sumarle todos los ‘agentes’ que también aparecen en escena. Por un lado, el PSG. El club galo -y también la Juventus- no perderían de vista su situación y, en un hipotético caso, se lanzarían a por él ofreciéndole un contrato astronómico.

Y, por otro, el calendario de verano que se presenta en 2021 con los Juegos Olímpicos y la Eurocopa. Citas en las que Ramos pretende ser -y será si nada cambia- abanderado de España.

Así pues, la tela que hay que cortar en el Bernabéu con su capitán es mucha y el tiempo, cada vez es menos. Por lo que el nerviosismo empieza a germinar en el ambiente y eso nunca es positivo.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?