A 42 años de un hito de Los Pumas en la Catedral del rugby

A 42 años de un hito de Los Pumas en la Catedral del rugby

El 14 de octubre de 1978 en el mítico estadio de Twickenham, un jóven equipo argentino liderados por Pochola Silva y Hugo Porta lograba sacarles un empate a Inglaterra, los creadores del juego ovalado. Mirá el espectacular try de Marcelo Campo.

Rodrigo Pontis

Rodrigo Pontis

Un 14 de octubre de 1978, Los Pumas jugaron  por primera vez con el seleccionado inglés en Twickenham, la Catedral del rugby; una actuación notable de Hugo Porta y el gran nivel que demostraron los jóvenes que hacían sus primeras armas en el campo internacional, sirvieron para alcanzar un empate 13 a 13 ante un equipo que se denominó Inglaterra XV, pero que contó con la mayoría de sus titulares. Arrancaba con una nueva etapa en el seleccionado.

El nuevo entrenador, en reemplazo de Villegas y Perasso, era Angel Guastella, y su misión, refundar el equipo con unos pocos experimentados y muchos jóvenes. Papuchi le dio la capitanía a Hugo Porta, recuperó a Héctor Silva y recurrió a dos veteranos del 65 para que lo secundaran: Aitor Otaño y Luis García Yáñez.

Con esa base, comenzó a buscar nuevos valores. Fue el primer paso en el seleccionado para varios jugadores que tendrían un largo desempeño en los Pumas: Marcelo Loffreda, Tomás Petersen, Rafael Madero, Gabriel Travaglini y Alejandro Iachetti, entre otros.

Hace unos años, Gabriel Travaglini,unos de debutantes de esa época y hoy dirigente de la UAR, le expresaba al diario La Nación:  "No sentí la presión de entrar en Twickenham para enfrentar a Inglaterra. Es que el grupo se había hecho muy unido, había personalidades muy fuertes y sentía el respaldo de jugadores como Silva, Porta o Sansot. Había tipos como Cappelletti, que había sido padre dos días antes de viajar y que sin embargo estaba allí con el grupo"

 "Esas cosas fortalecían al plantel. Entre los que debutaban también se notaba la pasta para ser Pumas: Petersen era una topadora que no paraba nunca; Loffreda y Madero eran impasables en el centro de la cancha, y Campo jugaba como si nada pasara a su alrededor. Después de marcar ese try extraordinario, en el que voló por encima de la marca del último hombre, Marcelo volvió sin la menor muestra de euforia. Nosotros en la cancha no sabíamos cómo había hecho para definir. Para él, eso era algo natural; tenía una gran confianza en sus fuerzas", afirma Travaglini, y hace un balance de aquella gira: "Para los debutantes fue perder el miedo a jugar en el gran nivel. Se armó la base de un equipo que al año siguiente se lució en Nueva Zelanda y que después batió a Australia en Ferro."

El equipo formó con : Nicola, Cubelli, Mastai, A. Iachetti, Passaglia, Petersen, Travaglini, Silva, Landajo, Porta, Capelletti, Madero, Loffreda, Campo y Sansot. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?