Uno por uno, el año del tenis argentino

Uno por uno, el año del tenis argentino

La temporada dejó tres títulos y un saldo favorable.

MDZ Deportes

MDZ Deportes

La vigencia de Diego Schwartzman entre los 20 mejores del mundo, el salto de calidad que protagonizaron Guido Pella y Juan Ignacio Lóndero, y el acceso de Horacio Zeballos al "top ten" en dobles fue lo saliente que dejó la temporada para el tenis argentino, en un año con tres títulos y un saldo favorable.

En contrapartida, el único distinto y con categoría de crack, el tandilense Juan Martín Del Potro, jugó poco y nada durante la primera mitad de 2019 y estuvo inactivo el resto del año, perseguido por su karma con las lesiones, mientras que el equipo de Copa Davis apenas cumplió en su aventura con nuevo formato en la Caja Mágica de Madrid, con un acceso a los cuartos de final y una lógica caída ante España, luego campeón.

El "Peque" Schwartzman comenzó la temporada en el puesto 19 del ranking mundial de la ATP, y la cerró en el 15, con un tenis combativo que le permitió alzar un trofeo, en Los Cabos, México, sobre cemento, el primero que logró en su carrera en esa superficie, puesto que los dos anteriores habían sido en polvo de ladrillo, en Estambul 2016 y Río de Janeiro 2018.



El tenista surgido del Club Náutico Hacoaj alcanzó la madurez a los 27 años y llegó en 2019 a dos finales, en Buenos Aires y Viena, y también integró el equipo de Copa Davis en Madrid.

El bahiense Pella, por su parte, comenzó el año en el puesto 66 y trepó hasta el 20, para estabilizarse y cerrar en el casillero 25, con el mérito de haber ganado su primer ATP en San Pablo luego de haber perdido cuatro finales, incluída la de Córdoba en febrero.



Pella, de 29 años, evolucionó de la mano de José "Chucho" Acasuso, el entrenador que lo motivó y logró despejar las vaivenes anímicos que históricamente conspiraron contra su tenis; así redondeó su mejor año como profesional, luego de haber alcanzado también un punto alto en su carrera en 2016 con triunfos históricos en la campaña de la Davis que se coronó con el título en Zagreb.

El "tercer mosquetero" fue el cordobés de Jesús María Lóndero, quien comenzó el año en el puesto 117 y predispuesto a jugar Challengers, pero en base a grandes actuaciones ganó un título en el ATP de su provincia y cerró en el casillero 50.

Con una actitud que jamás negoció, el "Topito" se coronó en Córdoba con el record de que no había ganado jamás un partido en el cuadro mayor de un ATP, y se dio el gusto de jugar contra Nadal en Roland Garros y Federer en Cincinnati, en los puntos altos de un tenista que a los 26 años tiene más para ofrecer.

El marplatense Zeballos, de 34 años, encontró su mejor versión como doblista con tres títulos, todos con compañeros distintos, en Buenos Aires con "Máchi" González, en Indian Wells con Nikola Mektic y en Canadá con Marcel Granollers, y llegó a cuatro finales, la más importante en el US Open, eso le permitió ser número tres del mundo para cerrar su fantástico 2019 en el casillero cuatro.

En la Davis, el equipo liderado por el capitán Gastón Gaudio tuvo una actuación con altibajos en Madrid, donde superó a Chile (3-0) y perdió ante Alemania (3-0), para claudicar en cuartos de final ante España (2-1), en una serie en la que se topó con la mejor versión de Nadal.

Del Potro, por último, padeció con una lesión en la rótula derecha que se originó en 2018 pero lo complicó durante la primera mitad de 2019, hasta que decidió operarse y pese a un par de intentos fallidos no logró volver, una lástima porque a los 31 años la carrera del tandilense no se prolongará durante mucho tiempo más.



El tandilense se fijó como objetivo reaparecer en 2020 para ir a Tokio en busca de la medalla que le falta, tras las que ganó en Londres 2012 (bronce) y Río 2016 (plata).

En el cierre de 2019 se fue un "Gladiador" del circuito y campeón de la Davis como Carlos Berlocq, quien le puso punto final a su carrera a los 36 años, luego de 18 recorriendo el mundo con la raqueta en la mano.

Berlocq, cuyo mejor ranking fue 37 en marzo de 2012, conquistó dos ATP, en Bastad 2013 y Oeiras 2014, y 19 Challengers, y jugó la primera serie de la Davis en 2016 (ante Polonia, en Gdansk), eso le permitió recibir la medalla de campeón.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?