¿Será 2020 el año del regreso de Neymar?

¿Será 2020 el año del regreso de Neymar?

La prensa española asegura que el Barcelona continúa pendiente del brasileño, al que tendrán en cuenta cuando finalice la temporada siempre y cuando haya rendido a nivel top, como supo hacerlo en el Blaugrana. Para el PSG, la prioridad es retener a Mbappé.

MDZ Deportes

MDZ Deportes

Parece un cuento de nunca acabar. La novela del posible regreso de Neymar al Barcelona tiene un nuevo capítulo. Desde que dejó el club buscando dejar de ser la sombra de Lionel Messi, el brasileño nunca más volvió a jugar en buen nivel y permanentemente se habla de su deseo de volver al club catalán.

Esta vez, el diario Mundo Deportivo asegura que Ney estará en los planes del club en 2020, siempre y cuando vuelva a rendir al máximo nivel. Es decir que el delantero ex Santos tiene seis meses para recuperar su rendimiento y volver a estar en la consideración del presidente Josep María Bartomeu y el secretario técnico Eric Abidal.

Para el mercado de pases de mediados de 2020, al que apunta el Barça, las condiciones de la salida del brasileño del PSG serán muy distintas a las existentes a mediados de este año. Hasta ese momento, la última palabra sobre su salida la tenían exclusivamente los dueños del club francés, pero dentro de seis meses Neymar podrá hacer uso de una cláusula que aparece en el Reglamento sobre el Estatuto y la Transferencia de Jugadores de la FIFA. Cumplido el denominado "Periodo Protegido", que la FIFA en su reglamento define como "un periodo de tres temporadas completas o de tres años -lo que ocurra primero-, tras la entrada en vigor de un contrato, si el contrato se firmó antes de que el jugador profesional cumpliese 28 años", automáticamente el máximo organismo del fútbol mundial reconoce el derecho a poder abandonar el club a cambio de una indemnización.

Sin renovación de por medio y con Neymar habiendo cumplido ya las tres temporadas en París, tendrá que pagar una cláusula de salida cuyo monto está fijado por una fórmula de la FIFA en la que se tiene en cuenta el precio de su compra, la amortización del fichaje y el salario bruto que le quedaría por cobrar.

De esta manera, los cálculos que maneja el Barcelona indican que deberían poner 180 millones de euros para repatriarlo, un precio que, si Ney vuelve a su máximo rendimiento, terminaría siendo razonablemente económico. Aunque si esto no sucede, consideran que es un precio que no está acorde a un futbolista de 28 años.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?