Asesinaron a balazos a boxeador en Tijuana

Asesinaron a balazos a boxeador en Tijuana

El boxeador César “Úniko” Ramírez fue asesinado a tiros, en la calle Abasolo, en Tijuana, Baja California.

MDZ Deportes

MDZ Deportes

El boxeador César “Úniko” Ramírez fue asesinado a tiros, en la calle Abasolo, en Tijuana, Baja California.

De acuerdo con los primeros reportes el púgil se encontraba afuera de su domicilio, cuando fue agredido a balazos en las inmediaciones de la colonia Independencia, de esa ciudad fronteriza.

Un sujeto armado atacó al boxeador, quien tenía 28 años de edad y luego se dio a la fuga, a bordo de una camioneta blanca.

Al lugar llegaron paramédicos de urgencia; sin embargo, solamente pudieron constatar el fallecimiento del púgil, quien recibió varios impactos de bala.

“El boxeo está de luto”, dijo Carlos Labastida, presidente de la Comisión de Box, Lucha Libre y Artes Marciales Mixtas

Labastida confirmó el fallecimiento y recordó a “Úniko” Ramírez como una persona extraordinaria, además de que lamentó la pérdida.

“Era una persona extraordinaria. Un buen peleador”, dijo el dirigente la Comisión de Box.

“Úniko” Ramírez era pareja sentimental de Brenda “La Bonita” Flores, ex campeona mundial de peso átomo avalado por el Consejo Mundial de Boxeo y esperaban un hijo.

En julio se anunció que “La Bonita” Flores será mamá por tercera vez, y tuvo que pausar su carrera profesional de forma temporal.

El pasado 21 de julio fue la última pelea del boxeador, en la función “Box Bajo las Estrellas”, la cual se llevó a cabo en la terraza del Grand Hotel, ubicado en la Plaza Agua Caliente de esa ciudad.

Un día antes del encuentro fue organizada la ceremonia de pesaje y el primero en cumplir con la cita y subir a la báscula fue César Úniko.

El joven pesó alrededor de 124 libras (56 kilogramos) y su contrincante era José “As Negro” Gálvez, quien peso 123 libras

Medios locales informaron que el boxeador tenía antecedentes penales por presuntos nexos con el narcotráfico.

Incluso, el fiscal local, Hiram Sánchez declaró que las autoridades correspondientes deberán averiguar sobre el suceso y la vida que llevaba el púgil.

Algunas investigaciones destacaron en 2014, que Juan César Pedroza Ramírez, fue detenido por el Grupo de Coordinación, debido a que portaba portaba un arma calibre 9 milímetros, un cargador con cinco cartuchos útiles y tres expansivos.

Durante esa fecha se identificó a Pedroza Ramírez y un acompañante como presuntos sicarios y secuestradores que trabajaban junto a Teodoro García Simental, “El Teo”.

La Comisión de Box, Lucha Libre y Artes Marciales Mixtas realizó un homenaje al tijuanense desde un rin.

Con 10 campanadas, boxeadores rindieron tributo y guardaron un minuto de silencio en memoria de “Úniko” Ramírez.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?