Liverpool ganó en Austria y está entre los 16 mejores

Liverpool ganó en Austria y está entre los 16 mejores

El equipo de Klopp derrotó 2 a 0 al Salzburgo y aseguro su pase a los octavos de final de la Champions League. Keita y Salah anotaron los goles del equipo inglés.

El Liverpool, vigente campeón, no falló y certificó su clasificación para los octavos de final de la Liga de Campeones como líder del grupo E, tras imponerse este martes por 0-2 en su visita al Salzburgo en un frenético encuentro en el que los de Jürgen Klopp impusieron su contundencia en las dos áreas.

Si el conjunto inglés es "rock and roll", el Salzburgo del estadounidense Jesse Marsch es puro "speed metal", como se encargó de demostrar el conjunto austríaco con una impetuosa puesta en escena que le permitió firmar dos peligrosas aproximaciones antes de cumplirse los tres primeros minutos de juego.

Pero si el Salzburgo apostó por el vértigo, no rehuyó el duelo el Liverpool, que, con su habitual intensidad, pudo inaugurar a los cuatro minutos de juego el tanteador con un remate del egipcio Mohamed Salah, que ganó la partida a su marcador tras un pase en largo del central croata Dejan Lovren.

Especialmente inspirado se mostró el guardameta del Salzburgo, que si en la prolongación del primer tiempo evitó un gol del guineano Naby Keita, en el arranque del segundo frustró las esperanzas de Salah, al arrebatar el balón de los pies al egipcio en un mano a mano en el interior del área.

No pudo hacer, sin embargo, nada Cican Stankovic por evitar el gol de Keita, que firmó a los 57 minutos el 0-1 al rematar de cabeza un centro de Mané, que no desaprovechó un espectacular pase del lateral Trent Alexander-Arnold de banda a banda para internarse en el área del Salzburgo.

Un golpe que pareció aturdir al conjunto local, que un minuto más tarde quedó completamente nocaut con el segundo tanto del Liverpool, obra de Mohamed Salah, que se resarció de sus fallos anteriores con una magnífica definición.

Dos goles que acabaron con cualquier posibilidad de clasificación del Salzburgo, que se estrelló ante la solidez y, sobre todo, la pegada de un Liverpool, vigente campeón, que demostró que sigue conservando suficiente "rock and roll" en sus venas para tratar de retener el trono que conquistó el pasado año en Madrid.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?