La interna menos pensada: grieta radical por las Reinas de la Vendimia

La interna menos pensada: grieta radical por las Reinas de la Vendimia

Dentro del histórico partido hay diferentes posiciones frente al debate, que renace año a año: ¿Debemos seguir eligiendo una Reina de la Vendimia, o es un concurso demodé? Frente al proyecto que se generó en Guaymallén para terminar con las reinas, una legisladora experta en turismo sale al cruce.

Federico Croce

Federico Croce

El renacido debate sobre la figura de la Reina de la Vendimia, y sobre su permanencia cada año dentro de las celebraciones de esta fiesta, sigue dando letra, y esta vez hasta esboza una interna sobre el tema dentro del radicalismo; pues mientras el concejal guaymallino Ignacio Conte y el Secretario de Gobierno de ese municipio, Nicolás González; avalados por el intendente Marcelino Iglesias, empujan un proyecto para que en el departamento más populoso de la provincia se deje elegir soberana; el intendente de la Ciudad de Mendoza Ulpiano Suarez dijo que es el pueblo quien debe manifestar si quiere o no quiere que se siga haciendo esta elección; y la senadora provincial Gabriela Testa manifestó a través de las redes sociales y en comunicación con MDZ una postura "pro reinas". 

Gabriela Testa.

"Difícil tarea la de opinar sobre un hecho sociocultural como es nuestra fiesta de la vendimia", dice Testa, quien se ha desempeñado como Directora de Turismo en dos municipios y además ha sido Presidente del Ente Mendoza Turismo durante la gobernación de Alfredo Cornejo.

"Si nosotros tuviésemos que analizar lo que llamamos 'Fiesta Nacional de la Vendimia' como un hecho artístico en un escenario y la elección de una reina, estaríamos haciendo un análisis muy reduccionista. Nuestra fiesta es un hecho complejo, social y también político", opina la senadora radical.

La legisladora explicó a MDZ que las celebraciones vendimiales en sí no tienen una duración de una semana sino que "abarca bastante tiempo en el año: desde noviembre -con el comienzo de las celebraciones distritales- y hasta marzo del año siguiente inclusive -con los actos centrales-. Si nosotros quitáramos la elección de la reina, seguramente se irían desvaneciendo las elecciones distritales y con ello perdiendo territorialidad en la fiesta; y además se acabaría ese juego mágico que se produce en el Carrusel y la Vía Blanca, de la gente que va a acompañar a sus favoritas, a las que representan su tierra, a las que encuentran más adecuadas para ser representantes". 

"Respecto al proceso de elección de la Reina Nacional de la Vendimia, que cubre prácticamente todo el territorio con el natural acompañamiento de los vecinos de cada distrito, le otorga a la Vendimia dos características únicas: la garantía de la federalización de la celebración y la participación popular, manifiesta en el acompañamiento de sus representantes favoritas", escribió Testa en la red social Facebook.

"Ese apoyo popular, que se observa tan claramente en los actos centrales -Vía Blanca, Carrusel y Acto Central-, le da una invaluable autenticidad. Esta manifestación genuina de muchos mendocinos contribuye a que esta fiesta sea un acontecimiento turístico valorado por los visitantes nacionales y fundamentalmente, los extranjeros que buscan interactuar con los habitantes de los destinos que visitan y con las costumbres locales. Todas estas consideraciones van más allá del valor de embajadora de Mendoza que tiene la reina, cuya denominación tampoco modificaría".

"Mi posición pro reinado de la vendimia supera todo tipo de debate en torno a los centros, ya que durante mi gestión en el Emetur y en acuerdo con los municipios de San Rafael y Malargüe en su momento, se dejó sin efecto la elección de las reinas de las fiestas del turismo y la nieve, respectivamente", cierra Gabriela.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?