El despertar de las reinas: sus declaraciones más polémicas después de la coronación

El despertar de las reinas: sus declaraciones más polémicas después de la coronación

La Reina Nacional de la Vendimia; María Laura Micames, de San Carlos y la Virreina Nacional de la Vendimia; Luz Martina Mercol Pelandino, de Lavalle, despertaron esta mañana en la Suite Presidencial de Park Hyatt Hotel. Ambas compartieron sus emociones con la prensa y resaltaron algunos aspectos en los que quieren trabajar juntas: la igualdad de género, la crisis del vino y la solidaridad. ¡Leé la entrevista completa!

Tras haber sido coronadas en el Teatro Griego Frank Romero Day, La Reina Nacional de la Vendimia; María Laura Micames, de San Carlos y la Virreina Nacional de la Vendimia; Luz Martina Mercol Pelandino, de Lavalle pasaron la noche en el cinco estrellas y compartieron sus emociones con la prensa, antes de continuar con sus actividades protocolares. 

Recordemos que María Laura Micames, de San Carlos, con 20 años fue coronada luego de la representación de "Tejido en tiempo de vendimia", el Acto Central de la Vendimia 2019. Fueron 44 votos los que bastaron para que conquiste la corona.

Mientras que la Virreina, que fue coronada con 31 votos, Luz Mercol Pelandino, de Lavalle; se posicionó como candidata al revelar que es nieta e hija de productores. 

Ambas, más que emocionadas, charlaron con la prensa acerca de la noche mágica que las coronó y sus proyectos a futuro. 

-¿Cómo están viviendo estas horas como reina y virreina?

María Laura: Yo la verdad que feliz y me siento súper apoyada por todos. Para mí ser reina era algo inalcanzable. Hoy estoy cumpliendo un gran sueño y eso es algo maravilloso. La verdad es que visto la felicidad y la emoción en mi madres y eso no tiene comparación, no tiene precio, así que muy feliz.

-¿Te imaginabas qué podías ser la Reina Nacional de la Vendimia?

-No. Lo veía muy difícil, estaba feliz con ser reina de mi departamento y jamás me imaginé que podía portar la corona nacional.

reinas desayuno

-María Laura, tu mamá dijo que te habías bajoneado con las encuestas ¿fue así?

-Eso me pasaba yo sentía que era inalcanzable. Nunca me imaginé que podía ser Reina Nacional y las encuestas no me daban. Yo pensaba “no voy a ser reina. Pero gracias a Dios y mis ángeles, estoy aquí y estoy feliz.

-¿Qué proyectos tienen para el año?

-María Laura: Todavía no tenemos nada, pero mis proyectos van a tener que ver con lo social, porque yo estoy estudiando trabajo social, entonces van a ser muy relacionado a eso. Quiero trabajar para la ciudad, para Mendoza, quiero llevar a la provincia el trabajo de los productores...

Quiero enseñarle al mundo lo que es el vino, lo que es la cosecha. Quiero que todo lo relacionado al vino, en el extranjero, lo sepan.

-Fue una Vendimia atípica, hacía frío, llovía, ¿se sintió eso?

-María Laura: Sí. Pero estoy muy agradecida con la gente porque se quedó hasta el final , hasta que nos coronarán. Valoro mucho a la gente, no eran solo turistas, también mendocinos. Aman la Fiesta de la Vendimia. En la serenata también vi gente de mi pueblo, Lavalle y demás.

-¿Cómo te llevabas con tus compañeras? Ellas se imaginaban que vos podías ser reina.

-Yo me llevé muy bien. Dijeron por ahí que no me habían aplaudido, pero fue un mal entendido, yo me llevaba muy bien con cada una de ellas. Quedó una buena relación, es más hace rato en el grupo de Whats App nos pusieron: 'Felicidades'.

-Martina: Es un grupo muy unido, muy humano. Considero que somos muy unidad. Me sorprendí, porque si bien cada una tiene su historia, son todas excelentes personas. Hemos hecho un grupo muy lindo.

martina luz

-Luz Martina, ¿vos también querés trabajar en lo social?

-Yo desde un principio me comprometí en trabajar sobre esos aspectos de nuestra sociedad.

Siempre dije que una corona, una banda y un cetro a mí no me iban a cambiar. Yo sigo siendo Martina y después soy la Virreina Nacional de la Vendimia.

-Quiero trabajar con los productores. Mi papá y mi abuelo son productores, yo vivo de lo que es la vitivinicultura día a día. Soy muy consciente de que el vino no vale, pero también soy consciente que el gobierno de Mendoza se preocupa porque esta negativa se revierta. Uno de los proyectos que me propuse, sin saber que iba a ser Virreina Nacional, era traer a las escuelas de Lavalle a ver una obra de teatro que se hace en Las Heras. Me encrespó la piel, quiero que más gente la conozca. También quiero defender a las mujeres viñateras. No nos olvidemos que ellas son las protagonistas.

-Ambas también luchan por la igualdad de género, ¿lo van a volcar en sus proyectos?

-María Laura: Por supuesto que sí. Hoy la mujer tiene más escucha y eso está muy bueno y queremos seguir creciendo y seguir haciéndonos oír.

-Martina: Exacto. Que la igualdad y la equidad exista y no que lo tengamos que pedir a gritos. Somos cultura, somos tradición mendocina. Yo anoche, en la Serenata de las Reinas, escuchaba que y les decía que somos un equipo y vamos a trabajar juntas para nuestros departamentos y nuestra provincia. Yo les pedí, particularmente que nos respeten como equipo, como compañeras. Yo sentí que había un caminito más cuando la conocí a María Laura. Me imaginaba llevando la corona con ella.

reinas 2019

-¿Te preparaste para ser virreina?

-Uno cuando siente Vendimia, lo siente con o sin corona.

-¿Reina o embajadora?

-Reina. Reina es cultura, tradición, Mendoza.

-Martina, ¿y vos cómo te despertaste esta mañana?

-Increíble. Si tengo que confesar algo es que esperaba esas fotos en la cama con la bata, la corona.... Creo que voy a terminar de creer todo esto cuando abrace a mi familia y amigos, porque siempre dije que me sentía una más del equipo. Estos atributos los porto yo, pero son de todo un pueblo.

"Ambas manifestaron que se propusieron continuar con sus estudios durante este año: “Queremos ser reinas y estudiantes”.

-¿Qué mensaje le darían a la gente?

-María Laura: Gracias por depositar su confianza en mí. Estoy orgullosa de mi logro personal en todo este tiempo. Gracias a todas esas personas, mi familia, la Municipalidad de San Carlos.

-Martina: Antes que reina soy mujer, con sueños, y creo que por eso la gente se sintió identificada conmigo. Todos tenemos la posibilidad de portar estos atributos, pero ya que depositaron su confianza en nosotras vamos a llevar estos atributos lo más alto. Porque somos mendocinas y la Vendimia nos corre por las venas.

-Martina, como hija y nieta de productores, ¿qué te preocupa de la industria del vino y sobre qué cosas querés trabajar?

-La situación es negativa. Hay 9 meses de stock, son datos que reveló en INV, y se preocupa por exportar mosto, así que es eso lo que resalto. El gobierno se preocupa, ha habido muchas reuniones. Me reconforta que los productores van a seguir luchando: cosechando, levantando los frutos.

“La vitivinicultura es una pirámide y la punta de ella la conforma el vino y los productores son la base, los que siempre están. Eso me reconforta de esta situación negativa que estamos viviendo.Los productores jamás van a decir: Voy a dejar de trabajar”.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?