Rubén Covassi, el freegano que combate la crisis con comida gratis

Tiene 69, nunca se enferma y asegura que su excelente estado de salud se debe a la dieta que lleva: un menú de costo cero (o casi) que incluye la recolección de los productos descartados por las verdulerías. Se hace llamar "freegano" y dice que no busca desperdicios sino que recicla alimentos injustamente desechados.

Avatar del Ignacio de Villafañe

Ignacio de Villafañe

Rubén Oscar Covassi -como se presenta a si mismo en Facebook-, es un cordobés radicado en Mendoza desde hace tiempo. Tiene 69 años, un largo historial como representante de empresas y una meta que merece ser compartida: quiere demostrarle al mundo que la solución para problemas como la falta de alimentos está, antes que nada, en el cambio de nuestro patrón de consumo.

"Veo gente que dice que no tiene para comer y quizá con solo caminar podría conseguir alimento fresco, saludable, además de gratis", comenta Rubén mientras camina junto a su bicicleta, su único medio de transporte.

Ruben Covassi

Lo que propone Covassi no es tanto una solución a la crisis económica que atraviesa el país sino una filosofía de vida que atienda a problemas de fondo. Y una de sus principales sugerencias para quienes quieran gastar menos dinero en comida -y además nutrirse mejor- es pedir el "descarte" de las verdulerías, esas frutas y verduras que nadie quiere por verse feas o maduras y que en general se consiguen gratis. 

"Yo soy freegano", indica Rubén y a continuación explica a qué se refiere con ello: "La idea es demostrarle al mundo que se puede comer sin gastar dinero y, de paso, ayudando al medio ambiente".

En rigor, "freegano" es un término que se forma mediante la unión de la palabra inglesa "free" (que significa "gratis") y "vegano" y es usado para designar a aquellos que siguen un estilo de vida anticonsumista, con una participación limitada en la economía convencional, mínimo consumo de recursos y mejor aprovechamiento de los mismos.

Mirá el video y conocé a Rubén Covassi, el hombre que come de la basura.

La mezcla de harinas que Rubén menciona en el video se compone de 200 g. harina de lino, 200 g. harina de sésamo, 100 g. harina de Chía, 100 g. germen de trigo, 100 g. salvado de avena, 100 gramos salvado de trigo, 100 g. de avena en hojuelas y 100 g. levadura de cerveza (se recomienda mezclar todo con agua y comer unas cinco cucharadas grandes por día).

Si querés contactarte con Rubén podés hacerlo mediante su página de Facebook.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?