Sospechoso iba con US$500.000: quedó libre y pero le sacaron la plata para luchar contra la covid

Sospechoso iba con US$500.000: quedó libre y pero le sacaron la plata para luchar contra la covid

La Cámara Federal de La Plata confirmó el decomiso sin condena penal de más de 500 mil dólares que serán utilizados para la lucha contra la pandemia. El caso ocurrió en 2008 y no se puede juzgar a nadie porque la causa prescribió. Pero los dólares siguen cotizando bien.

MDZ Policiales

MDZ Policiales

La historia se remonta a 2008, cuando un hombre fue interceptado cuando se aprestaba a volar desde el Aeropuerto de Ezeiza. Al revisarlo, le encontraron más de medio millón de dólares. Hoy la acción estaría prescripta pero la Justicia decidió quedarse con la plata apelando al artículo 305 del Código Penal.

La Sala II de la Cámara Federal de La Plata confirmó la resolución que dispuso el decomiso de manera definitiva y con fines sociales reparatorios de 503.114 dólares secuestrados en el marco de una investigación por lavado de activos, los cuales serán transferidos en su mayor parte a la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires (UBA), mientras que 25 mil dólares serán destinados a la Asociación Cooperadora del Hospital Muñiz.

Aquel día de agosto de 2008, la Policía de Seguridad Aeroportuaria detectó que un ciudadano boliviano se aprestaba a partir desde el Aeropuerto de Ezeiza con un bolso que en su interior contenía esa cantidad de divisas. El caso no puede avanzar a juicio oral porque se encontraría prescripto.

El artículo 305 del Código Penal establece en su segundo párrafo que "en operaciones de lavado de activos, serán decomisados de modo definitivo, sin necesidad de condena penal, cuando se hubiere podido comprobar la ilicitud de su origen (...)".

Nadie reclamó la plata

En el marco de un operativo de la Policía de Seguridad Aeroportuaria en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza, realizado el día 28 de agosto de 2008, fueron secuestrados 503.114 dólares que intentaban ser trasladados en un “bolso de mano” por un ciudadano boliviano en un vuelo que tenía destino a la ciudad de Santa Cruz, República de Bolivia.

"Este dinero carece de dueño o, cuanto menos, tiene dueño desconocido"

Al momento de realizar su defensa, el imputado señaló que el dinero pertenecía a la empresa Aerosur, para la cual trabajaba, y que estaba originado en un préstamo de la firma Edmund Transfer. Pero las pericias demostraron que eran fondos sin justificar.

Los sospechosos dijeron que aunque estaban trasladando la plata, ellos no tenían nada que ver. Y las supuestas empresas afectadas nunca reclamaron esos fondos

La resolución de la Cámara Federal expresó, en consecuencia, que "el dinero secuestrado [...] carece de dueño o, cuanto menos, se trata de un bien de dueño desconocido, por lo que, al haber sido aprehendido por el Estado Nacional, es este quien tiene la potestad exclusiva para disponer de él y otorgarle la finalidad social que estime pertinente”.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?