Mató a un hombre pero pide que "se conozca la historia completa" para entender qué pasó

Mató a un hombre pero pide que "se conozca la historia completa" para entender qué pasó

Carla "La Leti" Carrizo está presa. Admite que en 2019 liquidó a un joven. Sin embargo asegura que no todo es lo que parece y que para comprender lo ocurrido hay que remontarse varios años atrás. Aquí, su versión y la de la fiscalía. Perspectivas opuestas sobre una misma muerte. ¿Qué dirá el jurado?

Facundo García

Facundo García

Un barrio popular. Una mujer armada. Dos teorías. Carla Carrizo (33), más conocida como "la Leti", espera tras las rejas que en breve empiece el juicio por jurados que la tendrá como una de las principales acusadas.

¿La imputación? Homicidio agravado por participación premeditada de dos o más personas y por pagar a sicarios. En criollo, la señalan por -supuestamente- haber mandado a matar a un hombre. Pero ella responde que esa versión está muy lejos de la realidad.

"No es así. Este tema arranca hace unos 10 años -lanza ella en el inicio de una extensa charla con este diario-. Matías O., a quien le dicen "Hueso", golpeaba a mi hermana Evelyn y en un momento, cuando mi sobrino tenía 4 años y mi sobrina algunos meses, se separaron".

"Cansada de los maltratos hacia mi hermana, decidí tomar cartas en el asunto"

Según el relato de "La Leti", la relación entre su hermana y el Hueso tuvo vaivenes. Asegura que en uno de los baches, el hombre perdió los estribos y comenzó a disparar al aire.

"Era muy violento con ella. Esa vuelta mi hermana intentó escapar en moto -recapitula-; pero en el apuro tuvo un accidente y se cayó junto a sus dos niños". 

"Después de eso, Evelyn estuvo internada cuatro meses, y mi sobrinito también fue hospitalizado. Y se vinieron a vivir conmigo para evitar a este señor, que la seguía molestando", retoma la entrevistada. 

Leti va hilvanando ideas. Destaca que a partir de entonces hubo una época de relativa tranquilidad, ya que Hueso cayó por otro delito. "Fueron siete u ocho años. Pensamos que iba a salir más calmo, porque tanto él como mi hermana tenían nuevas parejas. Nos equivocamos: ella tuvo que meterle restricciones de acercamiento. Si no, él seguía armando lío". 

Un operativo en el barrio La Gloria.

El día fatal

"Hasta que un día maltrató a mi hermana y yo dije basta. Sentí que nadie hacía nada ni por Evelyn ni por mis sobrinos y decidí tomar cartas en el asunto". Con esa frase, "la Leti" se mete de lleno en la zona más sangrienta del caso. 

Fue el 10 de noviembre de 2019. Leti, que poco antes cumplía condena en San Luis, había regresado a Mendoza excepcionalmente porque su marido estaba internado en el Hospital Central tras haber sido apuñalado.  

"Conseguí un arma y una moto..."

"Yo estaba con domiciliaria -resume ella-. Me dieron permiso para ir a ver a mi marido como a las 11 de la mañana. Fui a dejar a mi hija a la casa de mi hermana Evelyn y justo cuando a eso de la 1:30 íbamos en el remís, me lo encuentro a Hueso que se levanta la remera para que yo viera que llevaba un revólver, como desafiándome. Eso me sacó, sobre todo porque yo estaba dejando ahí cerca a mi hija: necesitaba irme al hospital a ver a mi esposo y este estaba armado y al lado de lo de mi hermana. Así que dejé a la nena, fui a visitar a mi marido, hablé con él y más tarde me conseguí un arma y una moto".

La escena siguiente difiere mucho de la que reconstruyó la fiscalía. "Al rato, llegué al segundo pasillo comunero de la manzana I del Barrio La Gloria (Godoy Cruz). Yo sabía que él estaba ahí. Entonces lo enfrenté. Él sacó un fierro y me lo apoyó en la frente; ahí yo saqué mi arma -que tenía la bala en la boca- y empecé a gatillar".

La hipótesis de la fiscalía

El fiscal Carlos Daniel Torres, de la Unidad Fiscal de Homicidios y Violencia Institucional, disiente con casi todo lo anterior.

Según su hipótesis, los tiros que sonaron en el pasillo del Barrio La Gloria tuvieron que ver con una guerra entre bandas de narcomenudeo.

Para él, tanto la "Leti" Carrizo como los también detenidos Diego Javier "Mukeño" Silva (26) -su pareja-, Pablo Emanuel Carrizo Arce (24) -su hermano- y Eleodoro Martín "Tincho" Jofré (25) planearon el homicidio que se produjo esa tarde y hasta ofrecieron dinero para que se concretara.

La acusación sostiene que el día de los balazos, "la Leti" discutió con "Hueso" y le advirtió que lo iba a mandar a matar

El Ministerio Público continúa su reconstrucción del siguiente modo: a las 20:02 de aquel día, "Tincho" llamó a Pablo Emanuel Carrizo Arce  y le avisó que Hueso "andaba por ahí".

Las balas no dieron en el "Hueso", sino en otro pibe

Y ahí llegó lo inesperado. Entre ocho y quince minutos después -alrededor de las 20.15- se habría producido la secuencia de disparos con un arma 9 mm que acabaron no con Hueso sino con otro joven, Julián Domínguez, quien falleció en el Hospital Paroissien. Los agresores -apunta la fiscalía- se dieron a la fuga.

Para Torres, el móvil del crimen fue una lucha entre pandillas. Hay testigos que sostienen que aquel mismo día en la mañana, el Hueso había estado vendiendo droga en la puerta del pasillo de la manzana I y que a causa de ello la “Leti” había discutido con él y "se la había jurado".

Según la fiscalía, el dato es relevante porque, a la fecha del incidente, "Leti" estaba cumpliendo domiciliaria por una causa de drogas. Y en escuchas telefónicas que se hicieron por aquella semana se registró una conversación entre allegados a la sospechosa que fue más o menos así:

—Qué onda, ¿qué podemos hacer con este gil de mierda? Yo ahí tengo los juguetes (armas de fuego). Él está con la remera de Argentina. No se la saca ni para dormir, el gil ese.

—Bueno, aguantame un toque ahí veo que puedo hacer.

—Fijate. Yo después voy y les pongo una moneda a los guachines...

¿Estaban mandando "soldaditos" a hacer el trabajo sucio? La Leti jura que no. 

Otra imagen de Carla Carrizo.

Remate

De vuelta al instante de los disparos. Como comprobarían más tarde los policías, un grupo de niños de entre 8 y 10 años que estaban jugando a la escondida presenciaron lo que sigue:

Los tiros -¿disparó "la Leti"?- no dieron en Hueso, sino en otro muchacho que estaba compartiendo una cerveza con él, justamente Domínguez. Los testigos afirman que escucharon detonaciones y una voz que decía "qué culiado". Era la víctima, que intentaba dar un par de pasos antes de que la muerte se lo llevara

"Nunca fue mi intención matar a Julián"

Leti continúa: "yo me fui, sin saber que le había disparado a este chico. A los pocos días, cuando volví al barrio, me comentaron lo que había pasado. Nunca fue mi intención matarlo a Julián. Es más, nunca en mi vida lo había visto. Lo que yo quería era herirlo a Matías (Hueso)".

Los testigos recuerdan que mientras recibía los tiros, Julián intentaba alejarse. Tenía al menos tres balazos. Uno en el estómago, dos en el dorso izquierdo y uno en la zona izquierda del tórax, lo que ocasionó que se desangrara por dentro. A los pocos metros se derrumbó. Fue trasladado en un Renault Megane hacia el hospital donde certificaron su deceso.

Por otra parte, en el patio interno donde el herido se desmoronó quedó una mancha color rojo oscuro que los niños observaban hipnotizados, casi como si estuvieran velando los restos de su propia infancia. Quince minutos antes, jugaban a las escondidas. Ahora esto.

¿Usted sabe disparar...?

Desde la cárcel, la "Leti" se lamenta. "Lo que pasa es que el Hueso agarró de escudo a este pibe que se murió. Yo tiré sin apuntar. Encima, él sigue libre. Mi hermana vive con el temor de que él esté viviendo a dos pasillos de distancia. Y yo presa, lejos de mis hijos, un varón de 17 y una nena de 13. Van a pedir una pena dura para mí y a Matías -el Hueso- nunca le dieron ni un mes de arresto".

—¿Y usted sabe disparar?

—Mirá, si supiera disparar le habría pegado los tiros a Matías, y no al otro muchacho....

En breve, el caso de Carla "Leti" Carrizo irá a juicio por jurados. ¿Convencerán sus abogados Glenda Wagnest y Marcos Urtado a los 12 mendocinos que decidirán el destino de quienes estarán en el banquillo? ¿O será el fiscal Torres quien hará predominar su perspectiva? Entre una y otra posibilidad se juega una de las causas más interesantes de los meses venideros.

  • ¿Aportes? ¿Otra perspectiva? Puede escribir a fgarcia@mdzol.com

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?