Tenía fiebre, la mandaron a la casa por "mañosa" y murió

Tenía fiebre, la mandaron a la casa por "mañosa" y murió

El lunes 26 de abril, la abuela de Shaira (11) la llevó al hospital de la ciudad bonaerense de San Cayetano porque tenía 41 grados de fiebre y dolor en todo el cuerpo. Los médicos minimizaron los síntomas y la mandaron al psicólogo por "mañosa". Cinco días después murió.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

El lunes 26 de abril, la abuela de Shaira (11) la llevó al hospital de la ciudad bonaerense de San Cayetano porque tenía 41 grados de fiebre y dolor en todo el cuerpo. Según denuncia la familia de la joven, los médicos minimizaron los síntomas y la mandaron al psicólogo por "mañosa". Cinco días después, la adolescente murió.

Los familiares de Shaira sostienen que la joven murió como consecuencia de una infección generalizada y la mala praxis de los profesionales que la atendieron. Ante el reclamo de los vecinos, las autoridades comunales abrieron una investigación interna y suspendieron provisoriamente al doctor denunciado hasta que se aclare el hecho.

El mismo día que Shaira ingresó a la guardia con su abuela, le hicieron un análisis clínico que mostró que tenía 20 mil glóbulos blancos en sangre y le mandaron un antiparasitario. “La nena se hizo encima del dolor y largó muchísimos parásitos. Ahí nos mandó a la casa porque sólo eran parásitos para él”, contó la madre de la adolescente, Soledad Torres, a Minuto Uno.

Después de varias horas la nena no solo no mejoró sino que empezó a sentirse peor y ya casi no podía moverse del dolor. Entonces volvieron al hospital y quedó internada. Un nuevo análisis indicó que tenía 12 mil glóbulos blancos en sangre y para los médicos fue un indicio de que estaba haciendo efecto el desparasitario que le habían recetado.

El jueves volvió a su casa por orden médica, pero la fiebre no cedía y a la madrugada volvieron a la guardia. Ese día, recordó su mamá, Shaira "le pidió a la enfermera que la acompañe al baño y el doctor la mandó a una psicóloga porque insistía en que era mañosa".

Volvieron a internarla pero, cerca de las 4 de la tarde del viernes Shaira murió. De acuerdo al relato de la mujer, les entregaron el cuerpo sin papeles porque en el hospital no quisieron entregar la historia clínica. Este martes los vecinos de San Cayetano rompieron la cuarentena para marchar en reclamo de justicia.

Por su parte, el intendente municipal Miguel Gargaglione se reunió con la familia y se expresó públicamente sobre el caso a través de sus redes sociales. "Acompaño en el dolor a la familia Smoulenar-Torres", indicó, y se comprometió a colaborar “en la investigación sobre las causas de tal fatal acontecimiento".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?