Protesta por la médica sanjuanina que se infectó e "hizo vida normal"

Protesta por la médica sanjuanina que se infectó e "hizo vida normal"

En San Juan la indignación está a flor de piel. Un avión sanitario del gobierno trajo un caso positivo desde Buenos Aires y -como si fuera poco- la hermana del infectado, que es médica, se contagió y paseó por la calle durante varios días.

MDZ Policiales

MDZ Policiales

En San Juan se desató un escándalo luego de que trascendiera que un avión sanitario de esa provincia se usó para traer a un enfermo de Buenos Aires; luego de lo cual la hermana del paciente  —que es médica— lo fue a visitar rompiendo todos los protocolos. Pero ahí no termina la cosa: la mujer se contagió de covid-19 y siguió haciendo vida "normal". Por eso podría haber infectado a muchas más personas en un área que hasta hace poco mostraba cifras ejemplares en lo que se refiere a la pandemia.

Ante esa cadena de desprolijidades se convocó a un cacerolazo a realizarse este martes a las 20. "Para que el Gobierno de San Juan explique cómo utiliza el avión sanitario" y "para que dejen de usar los recursos del Estado para favorecer a sus amistades" son dos de las arengas que figuran en la convocatoria. Se rumorea, además, que la médica acusada tiene amistad con importantes funcionarios sanjuaninos.

Lo grave del caso es que después de contagiarse, parece que la doctora siguió atendiendo -es reumatóloga- en el Hospital Rawson, fue a visitar a sus padres y se paseó por la ciudad "sin ningún control". Se están enumerando todos los sitios por los que estuvo, lo que podría implicar el análisis de las personas con las que tuvo algún contacto.

El fiscal de la causa, Roberto Mallea, indicó que se investiga a la profesional por violación del artículo 203 del Código Penal, que castiga a quien comete hechos "por imprudencia, negligencia, impericia en su arte o profesión o por inobservancia de los deberes a su cargo". Por ese delito tendría que pagar una multa que va de 5 mil a 100 mil pesos. Y si alguien muere, la podrían condenar a cumplir entre 6 meses a 5 años de prisión.

Su situación se complica porque como profesional de la medicina, se supone que la mujer tenía conocimiento de las consecuencias de su accionar, así como de los riesgos que implicaba su conducta.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?