Prostitución: "Aunque haya consenso puede haber delito"

Prostitución: "Aunque haya consenso puede haber delito"

Ante el debate sobre si la prostitución es un trabajo legítimo o una dimensión más de la trata de personas, la Directora de Derechos Humanos de la Subsecretaría de Desarrollo Social, Luz Faingold, salió a dar precisiones.

Facundo García

Facundo García

En los últimos días, una campaña publicitaria de la cantante y actriz Jimena Barón desató un tendal de discusiones alrededor de la prostitución. ¿Se trata de un trabajo más? ¿Favorece el delito? Para profundizar el debate, MDZ conversó con Luz Faingold, quien trabaja ayudando a las víctimas de trata en la Dirección de Derechos Humanos de la Subsecretaría de Desarrollo Social de Mendoza.

 

"Cada año asistimos a entre 10 y 15 mujeres cautivas" 

 

"En la provincia, cada año asistimos a entre 10 y 15 mujeres que están cautivas y bajo condiciones de explotación", apuntó la entrevistada, aunque aclaró que este año la situación parece más tranquila. "En la mayoría de los casos -añadió- se trata de chicas de entre 20 y 30 años que poseen algún tipo de vulnerabilidad. Puede ser una pobreza extrema, falta de techo, inconvenientes para mantener a sus hijos, retraso mental, drogadicción o una combinación de todos esos factores. Otra constante es que en general han sido engañadas". 

Luz Faingold asiste a víctimas de la trata en Mendoza.

Faingold sabe lo que es estar cautiva. Durante la última dictadura, fue detenida y torturada en el D2. Actualmente se encarga, entre otras cosas, de asistir a las mujeres que son cooptadas y, en más de un caso, obligadas a prostituirse. 

Barón y la campaña que desató la polémica.

La trama de la explotación

 

Cuando las rescatan, muchas víctimas dicen estar "de acuerdo" con la situación que estaban viviendo. "Sin embargo, la ley dice que no importa si hay o no consentimiento. Aunque haya consenso puede haber delito. Si se comprueba el traslado de la persona, el cautiverio y la explotación, se está ante un caso de trata de personas", insistió Faingold.

Desde la Dirección de Derechos Humanos se ayuda a las cautivas que han llegado a Mendoza y también a las mendocinas que fueron trasladadas a otras provincias. "Si una persona es rescatada y quiere irse a su casa, su decisión es respetada. No la asistimos de prepo", avisó la funcionaria. "Se le da un subsidio, se colabora para terminar la escuela y se le intenta proveer un techo, ya que en muchas ocasiones son personas con hijos que no tienen dónde ir". 

Suelen no tener DNI y se las obliga no solo a tener relaciones sexuales sino a actuar como mulas transportando drogas; o se las fuerza a trabajar sin percibir un salario. Las explotan "amigos", parejas, familiares. "Se trata de un delito federal, muy grave", repitió Faingold. "Según mi experiencia, en el 95% de los casos la prostitución es una forma de cautiverio y/o explotación", evaluó la funcionaria. Y cerró con una pregunta: "Sinceramente, si vos tuvieras una hija terminando el secundaria y ella te dijera que se quiere dedicar a la prostitución, ¿estarías de acuerdo?".

* Ante casos de trata se puede llamar al 145. Línea nacional, gratuita y anónima que atiende las 24 horas.

 

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?