Escándalo en San Luis por el presunto abuso de 4 chicos en un hotel

Escándalo en San Luis por el presunto abuso de 4 chicos en un hotel

El incidente se registró en las últimas horas cuando los padres de cuatro niños de entre 7 y 13 años atacaron a piedrazos el frente del establecimiento porque aseguran que un recepcionista golpeó y manoseó a los niños.

MDZ Policiales

MDZ Policiales

Un verdadero escándalo se produjo este lunes en un hotel de San Luis. Los padres de cuatro chicos de entre 7 y 13 años atacaron a piedrazos el frente del hotel porque aseguran que un recepcionista golpeó y manoseó a los niños.

"Quisieron abusar de mi hijo, de dos sobrinos y de un amigos de ellos", aseguró a El Chorrillero uno de los involucrados en el escándalo. De acuerdo al relato del hombre, los chicos volvían de ver un partido de fútbol cuando un empleado del hotel los abordó y los invitó a la pileta del lugar. "Les ofreció $400 para que entraran a bañarse", precisó el denunciante.

Unos minutos después, los chicos salieron llorando a la calle y el más chico de ellos, de sólo 7 años, estaba completamente desnudo. La gente que pasaba por la vereda se acercó a preguntarles qué pasó y allí contaron que el empleado del hotel les dijo que sólo podían entrar a la pileta si se quitaban la ropa y cuando lo hicieron fueron golpeados y manoseados.

La Red de Infancia Robada se hizo cargo del caso. En la cuenta de Facebook de la agrupación indicaron: “Tras la situación de abusos de menores de público conocimiento, como modo de manifestación, de urgente repudio y visibilización del gravísimo hecho exigimos la celeridad y perspectiva de género en el accionar de la Justicia y de la Policía”.

Familiares y conocidos de las víctimas provocaron incidentes frente al hotel y rompieron a pedradas un vidrio de la puerta de ingreso, por lo que la policía intervino y se llevó detenidos a un chico de 18 años y al recepcionista señalado como el presunto abusador.

El gerente del establecimiento, Freddy Gutiérrez, explicó que los chicos eran conocidos de la zona porque solían pedir dinero en los bares y hoteles de la avenida, y dijo también que entraban habitualmente a las instalaciones del hotel sin permiso.

Mientras evalúa la magnitud de lo daños, el gerente confirmó que ya presentó una denuncia por el ataque y advirtió: “Tenemos temor a todo por la forma impune en que se manejaron. Me hubiera gustado que vieran lo que hicieron, cómo les pegaron a los efectivos y los maltrataron. No tienen respeto por nada”.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?