Mendoza tuvo uno de los veranos más secos

La temporada de verano 2018/19 fue una de las más secas en Mendoza en las últimas seis décadas, mientras que en temperaturas estuvo dentro del promedio aunque con una alta variabilidad intraestacional, informó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

REDACCIÓN MDZ

Mendoza tuvo uno de los veranos más secos

La temporada de verano 2018/19 fue una de las más secas en Mendoza en las últimas seis décadas, mientras que en temperaturas estuvo dentro del promedio aunque con una alta variabilidad intraestacional, informó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

Según un informe especial publicado por el organismo, en los meses de diciembre, enero y febrero últimos, Mendoza tuvo precipitaciones entre 20 y 40% menos que el promedio histórico (1981-2010), como ocurrió en casi todas las provincias del oeste y sur del país.

En el ranking histórico de precipitaciones elaborado por el SMN, el verano 2018/19 ocupó el 39 puesto sobre 58 periodos similares, siendo uno de los más secos de los últimos 58 años.

Aunque fue una temporada relativamente seca, las provincias vecinas de San Luis y Neuquén sufrieron sequías veraniegas más intensas, registrando records de déficit sin precedentes.

El organismo explicó que este déficit pluvioso en el oeste y sur del país obedeció especialmente a un febrero "marcadamente seco". Por el contrario, las fuertes lluvias registradas en diciembre y enero en Buenos Aires y el Litoral dejaron a esas zonas con excesos hídricos.

​Respecto a las temperaturas, Mendoza siguió la tendencia nacional y prácticamente no tuvo anomalías. De todos modos, el SMN aclaró que este resultado se debió a la "alta variabilidad intraestacional" que tuvo "periodos significativamente más fríos" en la primera mitad de diciembre y casi todo enero, y "otros más cálidos" sobre todo en la última quincena del 2018 y la primera mitad de febrero.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?