Larissa Riquelme dijo que la condena a Jonathan Fabbro "fue para la gente", porque "ni encontraron los chats"

La novia del futbolista, que fue condenado a 14 años de prisión por haber sido encontrado culpable de abusar sexualmente de su sobrina, cuestionó la decisión de los jueces asegurando que la condena no tiene sustento porque los peritos nunca hallaron la conversación y solo vieron las capturas de pantalla.

Redacción MDZ

La mediática se fue en ambulancia.

Larissa Riquelme, novia del futbolista Jonathan Fabbro, quien fue condenado a 14 años de prisión por el delito de abuso sexual con acceso carnal a su sobrina, criticó duramente a la Justicia por la condena asegurando que fue "para la gente", ya que "ni encontraron los chats" que lo inculpaban.

La modelo paraguaya se retiró desmayada y en camilla del Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional N°12 de Capital Federal el día del juicio y recién hoy, cuatro días después de la sentencia, se expresó públicamente.

La aparición de Riquelme se produjo en el programa El Show del Espectáculo, que conduce Ulises Jaitt, donde aseguró no poder creer la condena a su pareja y apuntó contra los jueces.

Además, contó una intimidad de lo que pasó dentro de la sala: “Jonathan se paró y le pidió a la madre de la nena que lo mire a los ojos y le diga si fue o no culpable, si hizo o no hizo lo que lo acusaron de hacer. Y no fue capaz de levantarse y mirarlo a los ojos”, consignó el sitio digital de Todo Noticias.

Por otro lado, la modelo cuestionó al tribunal y dio una confusa explicación sobre los chats que demostraron que el futbolista había abusado de su sobrina: “Hay una mala información. El día del juicio los peritos ingresaron a la sala y explicaron que nunca les costó tanto tratar de recuperar un archivo que no se encontró. Los jueces no condenaron por los chats porque son capturas de pantallas, no son chats".

"Creo que la gente todavía no entendió. Ni siquiera las fotos salieron del teléfono de la nena. Cualquiera podría hacer captura de pantalla y ser condenado a 20 años de cárcel", finalizó.

La condena a Fabbro

En una sala repleta de periodistas y cámaras pero con la sola presencia de los abogados de las partes y los familiares de la víctima, el presidente del Tribunal dio lectura al veredicto, en el mismo recinto en el que, momentos antes, el acusado había vuelto a proclamar su inocencia al proclamar sus últimas palabras en el juicio.

"Fabbro mintió siempre", dijeron tras la sentencia y en diálogo con la prensa Jéssica, mamá de la víctima, y Agustín, hermano de la menor de edad y quien hace dos años descubrió lo que estaba padeciendo a través de un chat que mantenía Fabbro con la niña.

En una sala contigua, Larissa Riquelme escuchaba junto a su familia el veredicto del Tribunal, que consideró probados los hechos que se le imputaban a Fabbro y le impuso una condena que superó la que había solicitado la Fiscalía en su alegato, de 12 años de prisión.

En tanto, la querella, representada por el abogado Gastón Marano, había pedido 24 años de cárcel para Fabbro y, su defensa, la absolución. "Esto es muy duro para toda la familia porque es algo que no debería ser concebido. Nos pone tranquilos pero acá no hay alegría, sólo tranquilidad para mi hija y mucha tristeza porque mi hija no merecía lo que le hicieron", dijo Jéssica en la puerta de la sede judicial en Lavalle 1171 del centro porteño, en diálogo con la prensa.

Fabbro fue detenido el 20 de diciembre de 2017 en el estado mexicano de Puebla, en tanto en mayo de 2018 fue extraditado a la Argentina. En agosto del año pasado, la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional confirmó el rechazo a su excarcelación por considerar que existía peligro de fuga y elusión de la Justicia.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?