La floración de la caña de colihue generó la "ratada" en el Nahuel Huapi

La floración de la caña de colihue generó la "ratada" en el Nahuel Huapi

Las autoridades del Parque Nacional Nahuel Huapi decidieron cerrar algunos lagos y balnearios de la zona sudoeste de la provincia de Neuquén para prevenir el contagio de los turistas del hantavirus ante la masiva aparición de roedores.

La aparición masiva de roedores del tipo colilargo, transmisor del hantavirus, se debe, “principalmente, a la floración de la caña colihue”, afirmó Norberto Ovando, presidente de la Asociación Amigos de Parques Nacionales, y estimó que la situación perdurará “dos o tres semanas”.

Las autoridades del Parque Nacional Nahuel Huapi decidieron cerrar algunos lagos y balnearios de la zona sudoeste de la provincia de Neuquén para prevenir el contagio de los turistas del hantavirus ante la masiva aparición de roedores.

Las zonas afectadas por la invasión y donde se tomaron medidas como prohibir bañarse se dio en las playas del Lago Espejo, senderos Última Esperanza, Cascada Ñivinco, Correntoso Espejo, Totoral, Aguada del Burro, Rincón–Panguinal, Lagunas desde 7 lagos y Camino Viejo desde Correntoso a Cruce 7 Lagos, reportaron desde Parques Nacionales a través de un comunicado de prensa.

Si bien las causas definitivas de la “ratada”, como se conoce a esta aparición masiva de roedores aún no se confirmaron, Ovando consideró que está asociada “a la floración de la caña de colihue”.

"Cuando florece la caña colihue, cada dos o tres décadas, hay mayor cantidad de semillas y eso hace que aparezcan miles de ratones para alimentarse y se reproduzcan más rápido".

Ovando, también miembro de la Comisión Mundial de Areas Protegidas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN por sus siglas en ingles), recordó lo ocurrido el año pasado en la localidad de Epuyén.

“Allí sucedieron dos cosas. Una fue la floración, pero también faltaban los controladores naturales. que son las especies que controlan al ratón cuando lo utilizan como alimento, como los zorros, pumas y aves rapaces (búhos, lechuzas, águilas, caranchos, y aguiluchos)”, explicó.

Cuando se permite la caza indiscriminada de estas especies, y las aves rapaces son envenenadas para prevenir la caza de corderos, faltan estos controladores naturales”, advirtió.

Sobre las medidas a adoptar, Ovando afirmó a Télam que “no hay ninguna en particular salvo poner en alerta a la población por medio de campañas de prevención para que no haya ningún tipo de contacto con el animal, porque puede contagiar el hantavirus”.

También destacó que “hay que tener como premisa que sólo el 5% de los ejemplares de esta especie son portadores del virus”.

Por su parte Diego Cannestraci, intendente del Parque Nacional Nahuel Huapi, explicó que "estamos ante una etapa muy avanzada de la floración, por lo que ha disminuido el alimento. Y también se detectaron una menor cantidad de ejemplares preñados”.

“La presencia de los animales es numerosa y muchos aparecen ahogados. Se estima que se trata de más de 1,5 millón de casos por cada 1000 hectáreas en un total de 90 mil hectáreas irradiadas”, agregó.

Los roedores muertos en sectores terrestres y acuáticos, explicó Ovando a Télam, aparecen por dos motivos: “Se van acabando las semillas de la floración y los roedores se pelean entre sí para obtener mayor alimento, y el otro motivo es el exceso de ingesta”.

“Brigadas de Riesgo Especiales de la Policía Federal y personal de Gendarmería están retirando las ratas muertas para juntarlas y quemarlas de modo de evitar infecciones y el contagio del hantavirus”, explicó Ovando, quien estimó que este proceso concluirá en unas “dos o tres semanas”.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?