Ecuación vial: más rutas en pésimo estado, más víctimas fatales

Las muertes de 15 jubilados mendocinos tras el vuelco de un colectivo la provincia de Tucumán reactiva el necesario debate por la crítica situación de las rutas provinciales y nacionales, la disminución de la obra pública, la falta de mantenimiento de vías estratégicas y la ausencia de una política vial concreta, moderna y sustentable. 

Avatar del Rubén Valle

Rubén Valle

.en el cruce de las rutas 157 y 308, en la localidad de la madrid, se produjo el accidente mortal.

La gaceta

La tragedia de Tucumán, en la que 15 jubilados mendocinos perdieron la vida al volcar un micro en el cruce de las rutas 157 y 308, reabrió la sorda polémica acerca del estado paupérrimo de las rutas argentinas. Si bien el factor humano está en la primera lupa de las pericias, no se le resta importancia en el análisis del espectacular accidente el estado de la carpeta asfáltica, la ausencia casi total de cartelería y la falta demarcación de carriles y banquinas.

Fue el propio ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, quien en los almuerzos de Mirtha Legrand dijo alguna vez que “en Argentina la cantidad de víctimas en las rutas equivalen a que todas las semanas se caiga un avión con 160 personas”.

El funcionario macrista le apuntó a Lázaro Báez como símbolo de la corrupción que impidió por años volcar fondos a la construcción de rutas. En 2017, su gestión relicitaba unos 5.500 kilómetros de rutas nacionales. 

Dos años después, Dietrich sigue prometiendo que este año habrá 5.600 km de autopistas construidas en todo el país. Obras puntuales hay, es comprobable, pero ese número está muy lejos de cerrar. Los aviones de su metáfora siguen cayendo.

RUTA QUE UNE ROSARIO Y CAÑADA DE GÓMEZ

Presupuestar con ojo de buen cubero

Como eco de lo ocurrido en la localidad de La Madrid, desde el sindicato de trabajadores viales (Stvyara) reclaman la declaración de la "emergencia vial" para las rutas y caminos nacionales. Desde ese gremio denuncian el desfinanciamiento de Vialidad Nacional y ejemplifican que con la reducción del 50% de los fondos destinados a ese organismo para el mantenimiento de las rutas, urge declarar el estado de emergencia vial en todo el país.

En sintonía, la semana pasada se presentó en el Senado de la Nación un proyecto para ampliar el presupuesto para Vialidad Nacional y el cese de despidos, cesantías y suspensiones por un plazo de 24 meses.

A este reclamo se le suma el de los trabajadores de la construcción y personal de los peajes que a principios de junio denunciaron públicamente al Gobierno nacional por el estado de abandono de las rutas. Certifican que desde mayo de 2018 la obra vial pública nacional está paralizada en un 95%.

Ruta de Santa FE, provincia con mayor cantidad de caminos en mal estado.

“El 40% del Presupuesto 2019 (Sisvial), será quitado en el 2020 para financiar los proyectos PPP (Participación Público Privada) y Corredores Viales S.A.”, alertan desde el Stvyara.

La política vial, en la banquina

Desde Uecara (Unión Empleados de la Construcción y Afines de la República Argentina) del Interior argumentan que “las rutas se están cobrando la vida de los automovilistas por la falta de conservación y mantenimiento... Hoy toda la obra pública naufraga entre la prórroga forzada a los anteriores concesionarios de Peajes y la posible estatización de los mismos a través de la empresa corredor vial, perteneciente al Estado nacional, pero sin respuesta para nadie”.

La situación laboral del sector impacta en la desatención del mantenimiento o arreglos de las rutas, advierten. Hubo despidos de obreros que construyen o reparan carpetas asfálticas, que desmalezan las banquinas, banderilleros, operarios de balanzas y hasta cobradores de peajes.

La causalidad que deriva del mal estado de caminos y rutas trepó al 52%, una de las más altas del mundo, según estudios del área de transporte. Un panorama que se constata en la mayoría de las provincias, sin importar el color político de quien gobierne esos estados.

De acuerdo con el relevamiento de los especialistas, las rutas 158, 19, 38, 9 y 34 son las que presentan un "panorama sombrío" (sic) por falta de mantenimiento y aumento en la tasa de accidentes viales.

En las redes sociales ya es habitual que los usuarios compartan fotos del estado deplorable de calles y rutas de todo el país. Incluso se comparten videos instando a evitar el pago de peajes como claro rechazo a las peligrosas vías donde deben transitar a diario y por las que pagan un precio nada desdeñable.

una de las consecuencias de los peligrosos baches.

El binomio eficiente

Frente a este cuadro recurrente, resurge el planteo del presidente de la Fundación Siglo XXI y experto en temas viales, Guillermo Laura, quien con su propuesta de crear una Red Federal de Autopistas sostiene que se evitarían 7 de cada 8 muertes.

Para Laura, la solución es cambiar la estructura vial: “Hacer un binomio eficiente: un buen vehículo con una buena infraestructura. Si sólo renovamos los vehículos y la infraestructura es la misma de la década del 30, vamos a tener una alta siniestralidad. Hoy tenemos una red de rutas de la muerte".

Basa su fuerte definición en la alta -y comprobable- siniestralidad de la Argentina (un promedio de 5.000 víctimas fatales por año).

“El problema es que el Estado recibe mucho a través de los impuestos y devuelve en obras muy poco. En el caso concreto de las rutas, el público aporta a través del impuesto al combustible unos 4.000 millones de dólares por año. Suficientes para hacer 2.000 kilómetros de autopistas. Pero en la realidad hacen 26 km, el 1% apenas”, lamenta quien desde la gestión de Carlos Menem hasta acá viene clamando para que su proyecto se haga realidad.

Cuando estos números se ponen en debate, en este caso por lo ocurrido en Tucumán, es inevitable pensar en los $4.000 millones que costarán las próximas PASO volcados a mejorar las rutas del país. Dirán que es mezclar peras con manzanas, pero la inseguridad vial que sigue cobrándose la vida de miles de argentinos amerita tomarse el tema en serio.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?