Fabiana Kanefsck: "Mi estilo es no tener ningún estilo o de todos un poco"

Fabiana Kanefsck: "Mi estilo es no tener ningún estilo o de todos un poco"

La artista mendocina por adopción se sumó al ciclo de #MDZArte contando cómo es su paso por este apasionante mundo. ¡Conocela!

Fabiana Kanefsck nos abrió las puertas de su casa y lo primero que nos mostró fue su gran rincón de artistas mendocinos. Detalle que delató su gran deseo: expandir el arte.

Y aunque su sueño suena ambicioso la misma afirma aportar, todos los días de su vida, un pequeño grano de arena a través de su trabajo. "Al arte hay que hacerlo circular, sino es energía que se estanca", así comenzó esta charla...

Fabiana Kanefsck

Autodidacta o estudiada:

Estudié Arquitectura de Interiores en Buenos Aires en 1983, 1984. Pero de los dos. Me hubiese gustado tener más formación academica, pero mi realidad no me lo permitió en su momento, pero ahora me estoy poniendo al día con todo lo que quiero. Leo mucho de: Historia del Arte, quiero empezar la carrera de Artes Plásticas porque me encanta. Acá estudié con Martín Villalonga, Mario Delhez y un intensivo con Mauro Cano, Cecilia Carrera.

¿Qué es el arte para vos?

Para mí es una forma de vivir, es todo. Una forma de comunicarse, de trascender...

Fabiana Kanefsck

¿Qué expresás a través de arte?

Es que el verdadero arte está en el observador, es decir en el que mira. Lo que importan no es el producto terminado, de hecho yo disfruto mucho el proceso, sino lo que quisiste expresar en el proceso, idependientemente del producto final. Hay tantas miradas diferentes...

Que algo mío este en algún lugar y alguien lo haya elegido para mí, ya es un mimo.

¿Cuándo te diste cuenta que querías vivir del arte?

No vivo del arte, pero siempre tuve la necesidad de expresarme a través de él. Me llama la atención la comida, los colores, las texturas. Es algo natural, lo hice toda la vida. Yo hoy pinto 8 horas por día, como un trabajo.

Me identifico con la frase: "Yo no trabajo porque pinto".

¿Qué sentís cuando pintás?

Es el mejor momento. Me abstraigo de la realidad. No tenés idea si hace frío o calor, yo me pongo música porque me gusta, pero llega un momento que no sé nada. Es lindo, muy lindo. Igual las pasiones trascienden, siempre.

¿Cómo te enfrentás a un lienzo blanco?

Es lo más motivador. Tener un lienzo en blanco es un desafío. Igual yo sueño mucho lo que voy a pintar. A veces hago un boceto, a veces no... Muchas veces no me gusta nada y arranco de nuevo. Eso es lo maravilloso de la vida: poder empezar de cero.

Cuando mirás cuadros viejos tuyos, ¿te encontrás o ya no?

Mirá mi paso por el arte es totalmente ecléctico, tengo de todo y me gusta. Igual siempre algo mío hay. Esto es una búsqueda. Mi estilo es no tener ningún estilo o de todos un poco. Pero a la abstracción nunca llegué, es un desafío.

Nunca quería vender mis cuadros porque uno deja tanto de uno ahí... Fue un proceso.

¿Cuál es tu sueño?

Mi sueño es medio ambicioso, pero quiero que el arte llegue a todos. Por eso estoy empezando a dar clases en escuelas rurales. El arte une, transforma, rompe barreras...

Fabiana Kanefsck

¿Te gusta mostrar lo qué hacés? ¿Cómo te llevás con el marketing?

Sí. Cada vez más. No sé vender mis obras, soy pésima, pero estoy aprendiendo. La comunicación es un mundo y yo soy de otra generación, lo mismo trato de capacitarme, de abrir la cabeza, de aprender...

¿Qué te inspira?

Fabiana Kanefsck

Todo, pero todo en serio. El color, las líneas, la imagen.

¿Qué sentís cuando terminás un cuadro?

Una mezcla de satisfacción, y eso de “lo podría haber sacado mejor”. Eso también hace que uno practique más. Creo, de hecho, que he evolucionado.

¿Cómo le ponés un valor a tu obra?

Es re dificil. Pero yo estoy en una situación especial porque no vivo de esto, pero intento ser accesible. Uno pone tanto de uno que es dificil valorarlo.

¿Quién valora más tu arte el mendocino o el turista?

Mendoza es una sociedad muy difícil. Yo soy porteña, pero vivo hace mucho tiempo acá y cuando no sos de acá, no sos nunca de acá. Pero igual no me puedo quejar. El turista me compra más, quizás por las redes. Ahora se globaliza todo.

¿Dónde soñás con ver un cuadro tuyo?

Se me va cumpliendo porque todos mis hijos tienen obras mías, pero son jodidos. Si no les gusta, no las cuelgan.

Fabiana Kanefsck

¿Qué pieza o cuadro quisieras tener en tu casa que no sea tuyo?

Quizás uno de mis nietos, pintan hermoso. Les encanta venir al taller de la Bobe.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?