Dólar a $60, educación devaluada

Las PASO se llevaron puesto todo. Nadie votó pensando en la educación, un tema trascendente que pasó desapercibido. 

Avatar del José Thomas

José Thomas

Paro - Aula vacía

Pachy Reynoso/MDZ

Las paso eran una elecciones que teóricamente se podían eliminar. Pero se llevaron puesto todo. Y lo primero fue la posibilidad de debatir políticas públicas de fondo; temas más allá de la coyuntura económica del país.

Para muestra hace alcanza un botón: el único candidato a presidente que no firmó el compromiso por la educación, obtuvo el 47% de los votos. Más allá de las declaraciones previas y todas las encuestas que de manera sistemática pifian sus predicciones, a nadie en la la sociedad argentina se le pasa ni remotamente por la cabeza pensar en educación. En la intimidad del cuarto oscuro, en ese momento privado y de comunión absoluta con la democracia, “votar por la educación” no es una opción.

Escuchá la columna completa

Con esto no quiero decir que un candidato tiene mejores propuestas educativas que otro. Ni cuál modelo de políticas educativas es mejor. Mucho menos que el pueblo se equivocó al votar. Solo quiero remarcar que la sociedad argentina en el momento del sufragio no piensa en educación. Por esto los candidatos y los funcionarios, cada vez más preocupados por llegar o permanecer en el poder, no tienen dentro de sus prioridades discursivas y programáticas a la política educativa. En mi opinión, esta debería ser el eje de toda campaña y plan de gobierno ya que nada, ni la economía, influye tanto en las personas y en la sociedad en su conjunto como la educación.

Invitamos nuevamente a los candidatos a gobernador de mendoza a presentar su proyecto educativo, convencidos que a nivel nacional no van a profundizar en estos temas.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?