Con música y juegos, enseña inglés a los más pequeños

En los jardines escolares públicos de la provincia todavía existen severas carencias en el aprendizaje del inglés, pero una maestra jardinera desarrolla una propuesta de enseñanza innovadora que combina música y juegos y logra excelentes resultados entre los más pequeños.

Avatar del Nicolás Munilla

Nicolás Munilla

Con música y juegos, enseña inglés a los más pequeños

gentileza

Los niños de hasta cinco años, que se estima vivirán en un mundo cada vez más globalizado, poseen capacidades cognitivas especialmente predispuestas a captar conocimientos y desarrollar habilidades, incluyendo una lengua extranjera como la inglesa. En los jardines escolares públicos de la provincia, sin embargo, todavía existen severas carencias en el aprendizaje del inglés, pero una maestra jardinera trae una propuesta de enseñanza innovadora que combina música y juegos y logra excelentes resultados entre los más pequeños.

Desde hace casi un año Paula Correas enseña inglés a niños de cuatro y cinco años en la escuela Presidente Manuel Quintana, de Ciudad. 'Miss Paula' lleva adelante su programa educativo 'Sing a Song', con el que los pequeños, mediante canciones, bailes y juegos , aprenden aspectos esenciales de esa lengua como los colores, los animales, los números, las acciones y las partes del cuerpo. Cabe destacar que esta iniciativa recientemente fue declarada de interés legislativo por el Senado provincial.

'Sing a Song' es una prueba piloto que funciona únicamente en la Quintana, en el marco del Programa Integral de Nivel Inicial (PINI) llevado a cabo por la DGE y que se aplica en escuelas testigo con el objetivo que los niños de cuatro y cinco años desarrollen nuevas habilidades y capacidades, en un contexto educativo estimulante para la infancia temprana.

La idea de Correas surgió como resultado de su vasta experiencia en la educación inicial: "Cuando me recibí hace 25 años viajé a Boston (Estados Unidos) para hacer un curso de inglés, y al volver comencé a dar clases de ese idioma en un jardín de infantes. En mi metodología de trabajo, como tocaba la guitarra, le cantaba a los chicos algunas canciones en inglés. Un día se me ocurrió grabar un casete para que los papás se llevaran la música y los niños pudieran continuar practicando en sus casas".

A medida que fue avanzando en un extenso repertorio propio, miss Paula finalmente Sing a Song, un libro que incluye cuarenta canciones en inglés con sus respectivas letras y dibujos, junto con un CD de muy buena calidad editado por el productor musical Juan Leal.

Luego de varios años de trabajar en instituciones privadas, Correas acercó propuesta a la Dirección de Nivel Inicial de la DGE, la cual le dio el visto bueno y lo incluyó en su plan PINI. La prueba piloto comenzó en junio del año pasado en la escuela Presidente Quintana, con seis horas semanales. "Los chicos fueron incorporando las canciones de forma muy lúdica. En la sala cantamos las canciones en vivo, mientras que los fines de semana se llevan el CD a sus casas para escucharlo con los papás, siempre junto con el libro. Los padres están muy contentos y sorprendidos con lo rápido que aprenden sus hijos, ha sido para todos una verdadera emoción", resaltó Correas en diálogo con MDZ.

Este sistema de aprendizaje se encuadra en técnicas de TPR (Respuesta Física Total, por sus siglas en inglés), donde las actividades físicas y los juegos corporales cumplen un rol protagónico. Para la docente "es muy importante aprovechar la etapa evolutiva que atraviesan los chicos en su primera infancia, es decir, cuando las neuronas están listas para aprender", y señaló que "este libro colabora muchísimo con el desarrollo neuronal, tanto por la música como por el idioma".

"Si se toca una emoción divirtiéndose y pasándola bien, se incorpora un conocimiento complejo, ya sea un idioma o cualquier otra materia", destacó.

Para eso es esencial que los pequeños estén cómodos y disfruten aprendiendo. "Desarmamos la sala o vamos al patio para cantar, bailar y jugar. Me gusta verlos contentos y acercarlos a una segunda lengua de una forma más fácil y divertida", argumentó Correas.

La experiencia fue tan positiva que se extendió al primer año de Nivel Primario de la escuela Quintana, para que los chicos continúen aprendiendo inglés con motivaciones lúdicas.

El PINI

Programa Integral de Nivel Inicial (PINI) es el nombre de la iniciativa impulsada por la Dirección de Nivel Inicial e implica la extensión de la jornada de clases a cuatro horas y media en los jardines, incorporando actividades de Educación Física (dos estímulos) y Música (un estímulo), más las seis horas semanales de Inglés dictadas exclusivamente en la escuela Quintana.

Con estos cambios, el programa apunta a estimular las funciones cognitivas y socioemocionales de los niños de cuatro y cinco años y que son fundamentales en la educación temprana: atención, metacognición, control inhibitorio, memoria, organización, planificación y flexibilidad cognitiva. Así se busca favorecer el desarrollo integral de los pequeños para apuntalarlos al resto de su trayectoria escolar.

El PINI se aplica como prueba piloto en cuatro escuelas, la Quintana y tres establecimientos de Maipú, Godoy Cruz y Santa Rosa, que a su vez son representativas de distintos contextos socioeconómicos.

Adriana Rubio, directora de Nivel Inicial, explicó a MDZ que "hemos tenido excelentes resultados en cuanto a las capacidades trabajadas, como comprensión lectora y el proceso inferencial. Por ejemplo, el 80% de niños que están bajo el PINI ha mejorado en un 86% su capacidad de lectura".

"Estos resultados nos dan fuerzas para seguir trabajando y poder extender este programa al resto de la provincia, de forma paulatina", apuntó la funcionaria. Las autoridades podrían ampliarlo entre este año y 2020, aunque dependerá de cuestiones presupuestarias y decisiones políticas.

Otro factor atractivo para impulsar el PINI es la mejora en la asistencia escolar, uno de los déficit crónicos del Nivel Inicial. "En las cuatro escuelas prácticamente desapareció el ausentismo, los niños no faltan al jardín. Eso muestra que los papás valoran la educación de sus hijos y, de hecho, tengo otros pedidos para extender el horario de clases", aseguró Rubio.

¿Se puede llevar el 'Sing a Song' a más escuelas?

La propuesta de miss Paula no busca limitarse a una escuela, sino que se pretende extenderla progresivamente a los demás jardines de la provincia.

A priori, el principal obstáculo sería la falta de preparación en idioma inglés de las docentes de Nivel Inicial. Pero Correas contempló esa posibilidad y la subsanó en forma ingeniosa: "El libro es maleable y práctico, está diseñado con imágenes de lectura referente para los niños y las canciones son sencillas y fáciles de incorporar. Si la maestra no sabe inglés, con asimilar la pronunciación de las canciones y mostrarles los dibujos a los chicos, mientras pasa el CD, es suficiente. No se necesita que la docente sea bilingüe".

Por su parte, Rubio destacó positivamente el 'Sing a Song' y comentó que se buscará acercarlo a más escuelas. "Si continúa extendiéndose, buscaremos más docentes que lleven adelante este programa, con la asistencia de Paula como referente. Cuando hay cosas buenas, es importante multiplicarlas y seguir adelante", manifestó.

Por ahora, y a cuenta personal, Correas traslada sus canciones a distintos jardines maternales y municipales de la provincia, donde los chicos esperan a miss Paula para bailar y cantar. Además el libro-CD se vende en el Centro Internacional del Libro y tiene una página en Facebook llamada Sing a Song With Miss Paula en la que recibe solicitudes y consultas.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?