Celebración

Quién es María Auxiliadora en la fe de los argentinos

María Auxiliadora es una advocación mariana venerada en la Iglesia católica, su festividad se celebra el 24 de mayo.

Fabiana Gómez Sabio viernes, 24 de mayo de 2024 · 14:19 hs
Quién es María Auxiliadora en la fe de los argentinos
Virgen de María Auxiliadora Foto: Gentileza

Todos los 24 de mayo, los católicos del mundo, celebran la fiesta a la Virgen en su advocación de María Auxiliadora. Pero, ¿qué sabemos de esta fiesta? El reconocimiento a María Auxiliadora está lleno de curiosidades. El título de Auxiliadora es bastante antiguo. Viene de los primeros cristianos griegos. A María Auxiliadora se la considera clave en muchas batallas, como la de Lepanto, o cuando en el siglo XVII los católicos del Sur de Alemania no fueron invadidos por los protestantes.

Otra curiosidad es el porqué de la celebración el 24 mayo

Esto fue porque el Papa Pío VII, tras estar preso por Napoleón y gracias a la intervención de María, fue liberado. Pío VII llegó a Roma el 24 de mayo y entonces decidió que ese día sería la fiesta de María Auxiliadora. Y… ¿sabías que María Auxiliadora es Patrona de China? La devoción a la Virgen Auxiliadora se remonta a la segunda mitad del siglo XIX y en Shanghai se encuentra
el santuario Sheshan, que es un lugar de referencia para venerar a María Auxiliadora.

Cuando San Juan Bosco tenía 9 años soñó que la Virgen le indicaba ya su vocación y que sería sacerdote. Así empezó todo. Pero más tarde, en 1860, la Virgen vuelve a hablarle en otro sueño y le dice que quiere ser honrada con el título de “Auxiliadora”Don Bosco ha sido, en la historia de la Iglesia, el gran apóstol de María Auxiliadora. Él solía decir: “Confíen en María Auxiliadora y verán lo que son los milagros”.

Basílica de María Auxiliadora en Almagro, ciudad de Buenos Aires.

La Virgen María siempre estuvo presente en la vida de San Juan Bosco

Gracias a que su madre, mamá Margarita, le inculcó ese amor y esa devoción por la Virgen en las oraciones y en la vida diaria. Desde el principio María Auxiliadora fue el centro de toda su obra. Esta advocación es significativa porque María es auxilio cuando estamos en dificultades. Pero lo es porque ante todo fue auxilio de Jesús. Desde la Anunciación, diciendo que sí a lo que se venía, poniendo la fe por sobre todo. Al visitar a su prima Isabel, yendo al encuentro, poniéndose al servicio.

Acompañando y presentando en el templo a su Hijo. En Caná, donde no se hubiera solucionado el problema si la Virgen no hubiera tomado la iniciativa: ella es la que empuja a Jesús a realizar el primer milagro signo ante todos. María sigue de cerca a su Hijo. Interviene en la pasión de Jesús acompañándolo. Cuando los discípulos estaban desorientados, con muchas dudas, sin saber qué hacer, los sostiene y se queda con ellos. Creyó en Dios siendo coherente, celebrando y viviendo lo que creía. Su auxilio parte
de la fe en un Dios que nunca abandona.

La Virgen María siempre estuvo presente en la vida de San Juan Bosco.

María Auxiliadora siempre va a estar entre nosotros

A pesar de nuestros errores, problemas e imperfecciones. Pero también, para cuidar a otros, es muy importante dejarse cuidar por todos aquellos a través de los que María Auxiliadora se hace presente en nuestra vida cotidiana. Hemos “endiosado” al ser humano y su poder mediante el uso de la razón y la tecnología. La devoción a María Auxiliadora nos abre al misterio, a comprender que no podemos todo, ni somos omnipotentes, sino necesitados. 

Finalmente, la mejor manera de parecerse a María Auxiliadora es aprendiendo a ser auxiliadores de quienes nos necesiten, a mirar con el corazón, a ser luz en los momentos de oscuridad, a escuchar en el bullicio diario y a construir una Iglesia en salida.

Fabiana Gómez Sabio.

* Fabiana Gómez Sabio, es comunicadora y docente.

Archivado en