Desafíos en salud

Médico del Hospital Italiano advierte sobre la fractura del sistema de salud

El jefe de Hemodinamia del Hospital Italiano asegura que el aumento alarmante de los costos y la migración de profesionales, ponen en riesgo la terapia endovascular.

Micaela Blanco Minoli
Micaela Blanco Minoli domingo, 19 de mayo de 2024 · 07:48 hs
Médico del Hospital Italiano advierte sobre la fractura del sistema de salud
La terapia endovascular en riesgo por los altos costos Foto: Freepik

El Colegio Argentino de Cardioangiólogos Intervencionistas (CACI) emitió un duro comunicado alertando sobre la situación crítica que vive el sistema de salud debido al aumento en el precio de los insumos y los costos del servicio de hemodinamia. Según señalaron, esto pone en jaque las intervenciones y la salud cardiovascular de pacientes, en general.

En Mendoza, aseguran que se experimenta una situación similar, o incluso peor, ya que los salarios de los profesionales de la salud se encuentran por debajo del promedio nacional, lo que provoca que muchos empiecen a migrar hacia otras provincias y países. 

Si bien no existe un registro oficial sobre la cantidad de profesionales que dejan la provincia en busca de mejores condiciones salariales, el Gobierno y los sindicatos comparten la preocupación por el aumento de los casos que se repiten tanto en el sector público como en el privado.

La tragedia que nuevamente enciende alarmas

El lamentable desenlace del médico de 59 años que murió en un accidente vehicular viajando de Mendoza a San Luis para cumplir con una guardia en el hospital Ramón Carrillo de la capital puntana, podría ser el de muchos que recurren a esa opción ante la falta de posibilidades de mejoras salariales. 

A esta situación se le suman otros elementos. Desde el Hospital Italiano señalan que los insumos para intervenciones de rutina, las cirugías que requieren de cuidados intensivos y el servicio de hemodinamia experimentan aumentos exorbitantes. "Entre un 300 y 500%”, explicó a MDZ Alejando González, jefe del Servicio de Hemodinamia de ese centro asistencial.

El comunicado del CACI que se conoció la semana pasada advertía que, en el mediano plazo, “ya no podrán colocarse stents ni efectuarse angioplastias”. En palabras de González, esto se trató de “un llamado de atención como resultado de la problemática actual donde las estructuras especializadas, como centros de hemodinamia y hospitales, ya no soportan todo este embate de los costos escalonados”.

Foto: ALF PONCE MERCADO / MDZ

La importancia del servicio de hemodinamia es indiscutible en el sistema de salud. De acuerdo con el último reporte de Estadísticas Vitales de la Dirección de Estadísticas e Información de Salud (DEIS) del Ministerio de Salud de la Nación, se registraron en todo el país 110.062 fallecimientos en 2022 por enfermedades del sistema circulatorio, entre las que se incluyen las hipertensivas, isquémicas del corazón, insuficiencia cardíaca, enfermedades cerebrovasculares, aterosclerosis y otras problemas del corazón y del sistema circulatorio.

“Los servicios de hemodinamia en la actualidad, bajo el crecimiento de la terapéutica endovascular, nuclean un montón de especialidades que hacen terapéutica y diagnósticos y terapéutica en múltiples territorios vasculares y son altamente resolutivos. Pero son centros que requieren tecnología en cuanto a aparataje, personal y médicos de muy alto entrenamiento”, precisó González.

Además, subrayó que estos centros deben enfrentar costos de funcionamiento muy elevado. “Ninguno de los insumos se fabrican en el país, es todo importado y el mantenimiento de los equipos implica un costo millonario”, detalló el médico y agregó que este problema “no es de los últimos meses" sino que viene agravándose y hoy ha llegado a una instancia "donde todo se hace muy difícil de sostener”.

El sistema de salud está en crisis y un servicio clave padece las consecuencias. 

Para el profesional de la salud, a la fractura del sistema por el impacto del aumento de los costos se le suma la migración de profesionales, que es cada vez más marcada. Los profesionales que se forman en distintas especialidades, migran en busca de mejores condiciones salariales. Por caso, un médico especialista en terapéutica endovascular, “tiene por lo menos siete años de formación adicional”, subrayó González. 

Bajos salarios y migración de profesionales

Según explicaron desde el sindicato, un profesional en Mendoza tiene cargos de 24 horas semanales y, si bien el valor de la hora laboral está por encima de lo que se paga en otras provincias, la carga horaria no permite que los salarios sean dignos, así lo explicó Claudia Iturbe en diálogo con MDZ y agregó que en San Luis "un especialista gana entre un millón o millón y medio de pesos". Sin embargo, calificó estas circunstancias como "lo más precarizante que hay" ya que "son todos profesionales contratados y trabajan 44 horas semanales, pero les bloquean el título".

En tanto, la situación que se da en Mendoza es de jornadas laborales de 4 horas y, en el caso de un médico con especialidad o subespecialidad se puede llegar a cobrar unos 500 mil pesos. "Estamos bajos, es así. Hemos cobrado el 40% de lo que cobramos en 2019”, aseguró la sindicalista.

Foto: Santiago Tagua/MDZ.

En ese sentido, el jefe del Servicio de Hemodinamia del Hospital Italiano sostuvo que, a pesar de la crisis que atraviesa el sistema de salud, "esto no significa que no se están haciendo las cosas”. Y explicó que Mendoza cuenta con algunas ventajas, entre ellas, que “tiene unos centros de altísimo nivel de calidad internacional, tanto en el Estado como en en el sector privado, que están abasteciendo esto muy a pulmón” y solventando altos costos. 

Por ejemplo, explicó que una operación para colocar un stent o realizar una angioplastia, varía en los costos porque “no hay ningún caso igual a otro. Pero en los insumos, se puede calcular que los stent están entre los 300, 400, 500 dólares a valores de obra social o de mercado y un estudio alrededor de 500 dólares que no lo están pudiendo abastecer las prepagas y las obras sociales”.

Finalmente, sostuvo que la crisis se debe a un desfase de las industrias, de los insumos, de los medicamentos, de los prestadores: "Ya no hay parámetros y se hace realmente difícil mantener y sostener centros de esta complejidad donde los tendrías que tener las 24 horas del día, 360 días del año. Entonces, eso genera estructuras de un costo muy alto porque se necesita personal hiper entrenado ya que un paciente con un infarto no espera".

Las cirugías cardiovasculares son esenciales para garantizar la calidad de vida de un paciente o para salvarle la vida.

"Si al paciente infartado no se lo trata de forma adecuada, en tiempo y en forma, los costos y los daños a futuro son altísimos, porque esa persona va a sufrir. Ese es el verdadero accionar de la terapia endovascular”, añadió y pidió encarar el problema "seriamente, sin soluciones mágicas, porque se requiere un replanteo profundo y no más parches".

Archivado en