Historia de vida

Quién es Elisa Roth, la primera mujer infante de marina de las Fuerzas Armadas del país

Pertenece al estado Mayor del batallón Número 2 de Infantería de Marina. Su paso por Haití bajo misión de la ONU, y el apoyo clave de sus compañeros hombres.

Victoria Urruspuru
Victoria Urruspuru sábado, 20 de abril de 2024 · 10:45 hs
Quién es Elisa Roth, la primera mujer infante de marina de las Fuerzas Armadas del país
Elisa Roth es la primera mujer que pertenece a infantería marina en el país. Foto: Gentileza de Elisa Roth

La adrenalina que le da su trabajo es lo que la impulsa a seguir perfeccionando su carrera naval. Elisa Roth es, de hecho, la primera (y única, por momento) mujer en ser infante de marina en las Fuerzas Armadas de Argentina; cada paso que da deja una huella histórica y sienta un precedente. Cómo decidió seguir este camino, los estigmas que conlleva, y su labor como jefe de operaciones del batallón Número 2. 

Nacida en Río Tercero, Córdoba, recuerda que fue durante un acto del 2 de abril, que conmemoraba otro aniversario del inicio de la Guerra de Malvinas, cuando estuvo frente a frente con una fila de militares desplegados, que si bien principalmente pertenecían al Ejército, había de otras fuerzas. Las dudas y el interés aparecieron: empezó charlar con ellos, preguntarles sobre su profesión y, al interiorizarse en el tema, decidió que quería estar a su lado.

Elisa Roth es jefe de operaciones del batallón N°2 de Infantería Marina. Foto: Gentileza

"Ahí empecé a preparar el ingreso a la escuela naval militar", comentó a MDZ. A pesar de los miedos que pudieron llegar a experimentar al principio sus padres, se inundaron de orgullo por la decisión que estaba tomando. La vieron desenvolverse y crecer en esta profesión hasta llegar a ser la primera y, por ahora, única infante de marina del país, cuyo recorrido fue sostenido por el apoyo de sus compañeros.

¿Estigma en el Ejército?

"Me desempeño como jefe de operaciones del batallón número 2 de Infantería de Marina, ubicado en Puerto Belgrano, específicamente en Batería, su base naval. Ya hace 18 años ingresé, entré un 26 de enero del 2006", recordó Roth. Desde chica soñaba con una vida que la condujera a diferentes lugares, que la obligara a atravesar cientos de desafíos y le regalara miles de anécdotas.

Logró, en su momento, ser la primer mujer en comandar un escuadrón de lanchas y botes de la Armada Argentina. Estuvo destinada en el batallón de Infantería Marina N°3, ubicado en Zárate, y donde se desempeñó tanto como jefe de la compañía de tiradores como de la compañía de embarcaciones menores. A paso decidido, va abriendo puertas que alguna vez fueron impensadas de atravesar. 

Si bien reconoció que aún hay una mirada machista por parte de la sociedad sobre esta profesión, donde la considera un ámbito netamente masculino, las mujeres -desde hace no tanto tiempo- ya comenzaron a insertarse. "En mi caso que soy la primera infante de marina oficial, hay personal de suboficiales y cada vez más se suman a nuestras filas. Igualmente creo que también fue un poco diferente o difícil para mí, pero también para el resto acostumbrarse a que tienen un jefe, que ahora es mujer, y que tienen que recibir órdenes y que se tienen que acostumbrar en todo lo que hacían con un con un personal masculino, ahora es femenino y cada vez somos más", señaló.

Es la primera mujer infante de marina de las Fuerzas Armadas. Foto: Gentileza

No tiene compañeras en su equipo, hay mujeres, pero están en otras especialidades como en la parte de contabilidad. Dentro del equipo de infantería marina es acompañada sólo por hombres. Sus pares, así como también superiores  y subordinados, de quienes está agradecida por todo el apoyo que ha recibido, sumado a lo cómoda que se ha sentido siempre al trabajar con ellos. 

Elisa nació en Río Tercero, Córdoba. Foto: Gentileza

"Es muy grande el apoyo que me han brindado. Si yo no hubiera tenido la contención o no hubiera tenido el apoyo de ellos, y la aceptación, hubiera sido muy difícil lograr llegar a donde estoy. Haber formado un buen equipo de trabajo, compañeros en la escuela naval y en el resto de los destinos que estuve, para mí fue fundamental", añadió.

Elisa Roth: sus destinos por el mundo

Lo que más admira de su profesión es que le permite abrir distintos horizontes. En este sentido, recordó cuando estuvo destinada en Haití como integrante de los cascos azules de la ONU: "Apenas ingresé en mi primer destino que fue el mismo batallón que estoy ahora, pero era guardia marina en ese entonces, me sale la Comisión para participar en el contingente argentino en MINUSTAH (Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en Haití). Eso fue en el 2012 y me desempeñé como jefe de sección de tiradores de ese contingente, estaba en una compañía de infantes de marina". 

Hace 18 años entró a Infantería. Foto: Gentileza

Dicha Comisión duró seis meses en la ciudad de Gonaïves: "Fue una experiencia muy positiva, no solamente en lo profesional sino también en lo personal, porque uno aprende muchísimo a cómo desenvolverse en un lugar que es muy diferente al nuestro, en donde son muy importante las decisiones que uno toma y el personal que tiene a cargo en en una situación real". 

Se dice mucho que el que va de comisión a Haití, no regresa de la misma manera. Y para aquel que no cambió, significa que no le sirvió mucho. "Yo creo que a partir de esto uno toma dimensión de un montón de otros aspectos, tanto de la vida humana, de cómo son las relaciones sociales con otros grupos culturales", explicó con clara alegría de sólo recordar aquella misión.

Elisa Roth es jefe de operaciones del batallón N°2 de Infantería Marina. Foto: Gentileza

Viajar es una constante en su trabajo; de hecho, también participó de la Comisión Chipre. Allí se encontró con nuevos desafíos, como el idioma o tener que compartir con otras fuerzas. "Uno está aprendiendo constantemente, porque tiene personal subordinado al cual le tiene que responder como también a los superiores, así que eso es profesionalmente un crecimiento que, a lo largo de todas esas vivencias, se va enriqueciendo".

Es la primera mujer infante de marina de las Fuerzas Armadas. Foto: Gentileza

Ella nunca tuvo un punto de referencia en particular al lanzarse a su carrera naval, pero nada impidió que rindiera todos los exámenes, cumpliera con todas las exigencias y potenciara al máximo su vida profesional. "Acá existe muchísimo el respeto y eso lo valoro. Al principio quizás me miraban raro, pero nunca se perdió el respeto. La gente está muy educada en cuestiones de género y las puertas están abiertas a que se sigan sumando más mujeres", indicó Roth.

Archivado en