Tensión en Medio Oriente

En primera persona: así se vive en Israel tras el masivo ataque de Irán

Horas difíciles se viven en Medio Oriente por el ataque iraní. Un argentino que emigró a Israel hace dos años cuentan cómo transcurren las horas en medio de ese clima bélico.

Horacio Alonso
Horacio Alonso domingo, 14 de abril de 2024 · 17:42 hs
En primera persona: así se vive en Israel tras el masivo ataque de Irán
Eduardo y su mujer, el sábado por la mañana, paseaban por las afueras de Tel Aviv. A la noche, llegó la noticia del ataque iraní y la tensión se adueño de la región

Hace poco más de dos años, Eduardo Pulver y su mujer emigraron a Israel. Podría ser una historia más de argentinos que dejan el país, pero la de ellos tenía una particularidad: iniciaron esta nueva vida, después de los 60 años.

Si historia la contaron a MDZ, en marzo del 2023. No se imaginaban, en ese entonces, que un año después volverían a hablar con este medio por un tema más duro: el ataque de Irán a su país de acogida donde ya son ciudadanos.

El sábado, apenas conocida la noticia del lanzamiento de misiles y drones por parte de Irán, Eduardo contó sus sensaciones desde su departamento en Kiryat Ata, a sólo 10 kilómetros de Haifa, en el norte del país.

"Personalmente, tengo mucha confianza en las FDI (Fuerza de Defensa Israelí). Además, estamos preparados con el refugio dentro del departamento", explicó a MDZ.

Su sábado transcurrió de forma normal y hacia la noche, la noticia del ataque, poco alteró su rutina. "Estamos mirando la tele. Ya pasó la medianoche y siguiendo las noticias. Por ahora, todo muy tranquilo. Está todo el mundo con precaución, pero nada más que eso", agregó.

En ese momento, esperaba la llegada de los primeros misiles, pero con la tranquilidad que le daba la defensa israelí ante este acto de guerra. "Dentro de un rato, nos iremos a dormir", comentó con calma.

Después de la noche caliente que se vivió en la zona, Eduardo narró cómo se vive el domingo. "Acabo de llegar de trabajar", cuenta a la distancia. Es supervisor en una empresa de limpieza de oficinas.

"En la calle se nota que hay menos gente que lo habitual, pero porque se suspendieron las clases en todos los niveles. Acá la semana hábil es de domingo a jueves. Muchos padres tuvieron que turnarse y quedarse en la casa porque los chicos no van a la escuela. Los jardines de infantes también cerraron. Entonces, la ciudad está medio vacía. Pero funciona el transporte público, los negocios, todo normal", relató.

Sobre la parte bélica, su vivencia también transmite la misma tranquilidad.

"No vi muchos las noticias, pero parece que terminó esta etapa y ahora habrá que ver qué va a hacer Israel. Nada más que eso, Mi hija, desde su ventana, pudo ver muy a lo lejos y sin alarmas, varias intercepciones. Ella está en el centro del país y eso se veía hacia el este. Obviamente, mucha gente no durmió, se quedó conectada, porque veían los cohetes, pero cada uno se lo toma a su manera. Esto se venía anunciando por lo que la defensa estaba preparada. Es distinto a lo que pasó el 7 de octubre. Ahí fallaron horriblemente, pero esto tan anunciado, quedó demostrado que Irán no pudo hacer nada. Así que seguiremos tranquilos y trabajando", señaló.

El seguimiento de la población para tener la información de las medidas a tomar y los posibles bombardeos se puede hacer desde una app que permite organizar la vida en esa difícil circunstancia.

Archivado en