Casa propia

IPV: el Gobierno analiza la situación de un gran número de beneficiarios que son deudores morosos

Se conoció que el IPV analiza a un destacado porcentaje de beneficiarios que son deudores de cuotas que van desde los $500 a los $5.000. La medida que podrían tomar a futuro.

Federico Lagiglia
Federico Lagiglia jueves, 8 de febrero de 2024 · 07:30 hs
IPV: el Gobierno analiza la situación de un gran número de beneficiarios que son deudores morosos
Las últimas casas que entregó el Gobierno de Mendoza junto al IPV Foto: Prensa Gobierno Mendoza

Durante los últimos días se conoció que el IPV analiza seriamente lo que sucede con más de un 60% de los beneficiarios que paga una cuota muy baja que va desde los $500 a los $5.000 y que aún así presentan deudas que ya son morosas. Se trata de créditos que fueron entregados hace 10 años o más. Qué dijeron desde el IPV.

"Se trata de operatorias y créditos que se dieron hace ya varios años. La cantidad de créditos activos son de 35.000 aproximadamente. De esos, tenemos una mora del 57% y de ese porcentaje, el 80% son cuotas que van desde los $500 a los $5.000. Son operatorias que son anteriores a la gestión de Alfredo Cornejo, a su primera gestión. Lamentablemente tenemos esa cantidad de morosos y ahora estamos analizando de ver cómo podemos contrarrestarlo y cómo seguimos, que es lo que nos pide el gobernador", comentó el nuevo titular del IPV, Gustavo Cantero a MDZ.

"El IPV trabaja con una cartera social, es decir, con gente que no tiene un acceso a los bancos. Cuando vimos el monto en las cuotas, sabemos que son relativos a un tipo de familia. Esta deuda no es de los últimos dos meses, sino que viene arrastrado, pero tiene que ver lo coyuntural también. Tenemos que seguir aportando a la gente que lo necesita, en función de la situación, hay que recuperar lo más posible", sumó el funcionario. "Vamos intimando a la gente, pero hacemos un análisis social también, realmente esas cuotas de $500 son de gente que hoy no puede satisfacer sus necesidades básicas. Se analiza por qué no está pagando y ahí tomaremos la decisión, no es fácil por el contexto actual. Tendremos flexibilidad, no empezaremos a quitar casas, pero es gente que hay que atenderla. Se ven los ingresos y luego se actúa en consecuencia, caso por caso", completó en diálogo con Recalculando en MDZ Radio.

Cornejo en la entrega de casas del IPV.

Y también indicó que no descartan que a futuro se tome una medida con aquellos que sí pueden afrontar las cuotas de "alquiler" para poder subsidiar a quienes lo necesiten. "Estamos pensando a futuro hacer operatorias las cuotas con quienes pueden pagar un alquiler y ver si con eso podemos subsidiar a quienes lo necesiten para poder compensar la situación. El IPV recibe el arrastre de créditos que fueron entregadas hace tiempo y que son a 360 meses, pero lo atenderemos por pedido del gobernador en este semestre para continuar con las obras en ejecución, estamos reprogramando la continuidad de las viviendas en ejecución y repensamos que para el segundo semestre veamos qué operatoria largamos para seguir haciendo casas".

Alfredo Cornejo ya había advertido hace semanas su preocupación por la licuación en las cuotas. "Queremos hacer modificaciones porque las cuotas del IPV se licuan. Ya en mi anterior gobierno establecimos una fórmula que actualizara el valor de la vivienda para poder ir reprogramando, generando un circuito virtuoso en el que quienes pagan le permiten tener viviendas a otros. La permanente devaluación de nuestra moneda, la alta inflación y los aumentos de la construcción han hecho que las cuotas pasen a ser realmente irrisorias y no se pueda construir una casa con las cuotas que se pagan", reconoció el último viernes el gobernador, tras participar de la entrega de 36 viviendas en Luján de Cuyo.

En este sentido el plan de la nueva gestión provincial apuntaría a abordar las dos problemáticas y establecer nuevos criterios o condiciones para los nuevos beneficiarios. A su vez, la meta ideal del Gobierno sería ir hacia un sistema de subsidio de tasa de créditos en entidades bancarias para que las familias tomen un crédito según sus posibilidades. En esta línea, deslizó que el sistema ideal sería que el grueso de las familias puedan acceder a una vivienda a través del acceso a un crédito bancario y no depender de los programas del IPV, los cuales deberían estar solo a los sectores de menores ingresos. 

A su vez, Cantero reconoció que por la actualidad económica las obras del IPV en cuanto a viviendas han tenido que ser reprogramadas, pero no canceladas. "Se han dilatado algunas entregas, pero tenemos una operatoria de 3.500 casas que la intención es ver si ayudan las variables económicas para terminarlas este año. Tenemos 1.500 casas que entraron en plan de mejoramiento. Son aproximadamente 5.000 soluciones habitacionales entre esas dos opciones".

Mientras que se supo que hoy el valor de una casa entregada del IPV es superior a los 20 millones de pesos según el cálculo que hace el Gobierno con 55 metros cuadrados. Los plazos de entrega son de 8 meses a un año y hay que tener en cuenta que las cuotas se van actualizando según el ingreso que tiene actualmente la familia que vive en esa casa.

Archivado en