Emergencia social

Un comedor pide ayuda para poder seguir alimentando a más de 400 personas

La emergencia social por la cantidad de personas que se encuentran en la pobreza hace recrudecer la situación de los comedores y merenderos. Por la crisis económica, un comedor de Las Heras busca ayuda.

Micaela Blanco Minoli
Micaela Blanco Minoli miércoles, 21 de febrero de 2024 · 15:06 hs
Un comedor pide ayuda para poder seguir alimentando a más de 400 personas
El comedor y merendero pide donaciones Foto: Facebook Leonardo Ponce

La Asociación Civil Pensando en los niños se encuentra en una encrucijada como cientos de comedores de la provincia y el país: continuar haciendo comida para la gente o no porque las donaciones y el dinero alcanzan cada vez menos. Ubicado en El Resguardo, Las Heras, el comedor y merendero alimenta alrededor de 400 personas, principalmente niños y niñas pero también adultos. 

“La pobreza en nuestra provincia se ve en varios lugares, nuestros gobernantes te dicen ‘hay que esperar, hay que esperar’. Pero el hambre no espera, el hambre pica en una pancita”, dice a MDZ Leonardo Ponce con temblor en la voz. La emergencia social se hace cada vez más profunda. Solo basta observar los datos, crueles, publicados por la Universidad Católica Argentina (UCA). 

Foto: Captura Facebook Leonardo Ponce.

Desde el inicio del gobierno de Javier Milei, la pobreza se disparó de 49,5% a 57,4% en enero, más de 3,5 millones de nuevos pobres según el estudio de la UCA. Esto quiere decir que la mayoría de los argentinos son pobres. Para ser más concretos, en total hay unos 27 millones de pobres en un país con 46 millones de habitantes. Es decir, casi seis de cada diez personas no llegan a cubrir la canasta básica con sus ingresos. 

Ese es el grave cuadro de situación del país que hace que los comedores y merenderos se llenen de gente con hambre. “El Gobierno nos ayuda en algo, nosotros asistimos a 400 personas, de varios sectores de El Resguardo de acá del Departamento de Las Heras. A veces con los aportes que hacen los socios nosotros podemos comprar carne, verdura, pero estos últimos meses se nos ha hecho muy pero muy difícil”, relata Leonardo sobre la situación de la Asociación Pensando en los niños.  

Foto: Facebook Leonardo Ponce.

El merendero funciona los días viernes a las 6 de la tarde y algunos días, cuando pueden juntar la mercadería necesaria, hacen cenas o almuerzos. El viernes pasado “tuvimos que hacer 80 litros de arroz con leche”, cuenta Leonardo y agrega que desde hace unas semanas “estamos haciendo dos ollas de comida, porque se nos ha sumado gente”. 

La realidad es que con los aportes escasos que realiza el gobierno, los comedores no pueden sostenerse. Por eso, mientras más gente se suma en búsqueda de un plato de comida, más necesidades tienen de juntar donaciones para poder cocinar y calmar el hambre. 

Foto: Captura Facebook Leonardo Ponce.

“Si no fuese por la carnicería que está en la calle Independencia y San Martín que está al frente del Átomo de calle San Martín, por Independencia, ya hoy no podríamos hacerlo porque es incomprable todo. Hasta yendo a la Feria de Las Heras: un kilo de cebolla, estaba valiendo entre 700 y 600 pesos, tenés que buscar precios y los cambian todos los días”, afirmó desesperado. 

Ponce es el presidente de la Asociación y confesó que a veces le dan ganas de llorar, “porque tenés que decirle a la gente ‘no hay más, no hay más comida’”. Sin embargo, no quiere resignarse y está convencido de que tienen que seguir, de la forma que sea. “No podemos parar”, sostiene con firmeza y cuenta que justo está por salir a hacer las compras “para ver si esta noche podemos hacer un guiso de fideos, porque se nos acaban”.

Foto: Captura Facebook Leonardo Ponce.

“A veces pienso que la gente creerá que la quiero estafar cuando les pido que si me pueden mandar algo en el CBU. 10 pesos, 50 pesos, 100 pesos todo ayuda para que esto pueda continuar”, dice Leonardo y subraya que necesitan “de todo” para poder asistir gente. “Lo que sea, desde un paquetito de fideos, medio paquete de fideos. Lo que Dios ponga en las manos de las personas para que se convierta en una bendición para entregársela a la gente, bienvenido sea”. Leonardo asegura que es muy nuevo en esto y por eso necesitan colaboraciones. “Necesito mucha ayuda o si no muy pronto, con gran dolor en el corazón, tendremos que decir ‘ya está, no podemos más’”, concluye.

Para realizar donaciones de alimentos no perecederos, carne, verduras las personas interesadas se pueden poner en contacto con el número 2616 611586. También, pueden realizar aportes de dinero al CBU de la Asociación Civil que es el siguiente: 0110636340063620967562.

Archivado en