Caso Claudia Ríos

Las artes marciales más solicitadas por las mujeres para defenderse

El reciente ataque a una fiscal en Mendoza subraya la urgente importancia de que las mujeres adquieran habilidades en defensa personal en un mundo donde la violencia es una amenaza constante. Dos expertos compartieron su visión sobre cómo empoderar a las mujeres a través de la autodefensa.

Gerónimo Sosa
Gerónimo Sosa viernes, 22 de septiembre de 2023 · 09:49 hs
Las artes marciales más solicitadas por las mujeres para defenderse
Según los expertos, la defensa personal no se distingue por géneros Foto: Shutterstock

En el Polo Penal Judicial de Mendoza, la fiscal Claudia Ríos vivió un momento aterrador la semana pasada cuando fue atacada por un acusado con una "chuza", un arma blanca fabricada de forma casera. Sin embargo, la fiscal no sufrió daños. Este incidente resaltó no solo los riesgos que pueden enfrentar algunos profesionales del sistema de justicia, sino que también resalta la importancia de que las mujeres cuenten con conocimientos en defensa personal.

En la provincia hay una gran variedad de cursos en los que se pueden aprender a defenderse. MDZ dialogó con dos expertos en defensa personal que comentaron la importancia de aprender a defenderse. 

Las mujeres están cada vez mas interesadas en aprender artes marciales
Foto: Shutterstock

Gustavo Calderón, de la escuela personal SELF (System defense) explicó qué es la defensa personal. "Es un conjunto de habilidades técnico-táctico para impedir o repeler una agresión física", comentó Calderón, experto en Karate y Krav Magá.

Sin embargo, aclaró que la defensa personal es una disciplina única que no distingue entre géneros: "No hay algo específico para la mujer, sino que nosotros tomamos casos o idealizamos algún tipo de combate donde la mujer puede estar más vulnerable o atacada, entonces ahí es donde generamos una defensa personal".

"A la hora de idear estos métodos siempre tenemos en cuenta las características del atacante y los distintos tipos de ataques, por ejemplo una acción por detrás, por delante, encima o una persona que nos está atacando con un arma corto punzante", explicó. 

Si bien es esencial que la persona maneje técnicas para defenderse, Calderón también enseña a las mujeres sobre cómo actuar ante un posible ataque: "Es importante que la mujer piense bien en la necesidad que tiene, observe las características del atacante y cuáles son las virtudes que ella puede llegar a tener. También es importante que no se congele frente a una situación, que por lo general una persona no se la espera".

"Lo ideal es que siempre nos anticipemos a los ataques, eso es muy difícil, pero se puede lograr. La mujer tiene que siempre estar atenta del lugar por el que transita y debe ser muy observadores. No sabemos en qué momento podemos estar frente a un peligro inminente, siempre es importante poder canalizar ese miedo que a veces nos genera el bloqueo mental y tratar de evaluar siempre el ambiente en donde estoy", agregó Calderón. 

Las mujeres, dispuestas a aprender

Calderón dicta cursos por toda las provincias en la Argentina y desde hace un tiempo ha notado que las mujeres son las más interesadas en estos cursos. "El 90% de las personas que fueron a tomar instrucciones conmigo o que ha tomado instrucción con la escuela fueron mujeres", expresó.

"A veces son las madres quienes me contactan porque quieren que sus hijas de 14 o 15 años aprendan a defenderse. El temor es que andan solas por la calle y tienen en la cabeza ese peligro de que les suceda algo", explicó y agregó que "es bueno que la mujer se interese por su defensa propia ya que los derechos de la mujer han sido vulnerados muchísimas veces en diferentes ocasiones no solo los físicos también en lo verbal". 

Es importante estar atentos al entorno para evitar un ataque Foto: Shutterstock

Alfredo Pereyra, otro experto en defensa personal conocido en Mendoza por su trabajo en áreas vulnerables desde 1993, respalda la noción de que no existe una técnica de defensa personal específica para mujeres. Su enfoque se centra en enseñar conceptos básicos de defensa personal, cómo evitar situaciones peligrosas, liberarse de un agarre, evadir un ataque con cuchillo o garrote, y cómo actuar si se está en el suelo o en la cama durante un ataque.

Pereyra compartió historias conmovedoras de alumnas que tomaron sus cursos por razones personales, como una joven que no quería que le ocurriera lo mismo que a su hermana, víctima de femicidio. Estas experiencias ponen de manifiesto la importancia de empoderar a las mujeres a través de la formación en defensa personal.

Pereyra subrayó la necesidad de que las mujeres adquieran habilidades de defensa personal en sus lugares de trabajo, dada la creciente inseguridad que se ha convertido en una realidad cotidiana.

Archivado en