Lanzamiento

Qué y quiénes están detrás del cambio de MDZ, que es mucho más que estético

MDZ tiene nuevo diseño. Pero no es un cambio estético. Más herramientas y opciones para acceder a la información y la misma filosofía. Un equipo detrás de una idea, una inversión detrás de un sueño. Comunicar mejor, más rápido y con más empatía.

Pablo Icardi
Pablo Icardi sábado, 16 de septiembre de 2023 · 07:04 hs
Qué y quiénes están detrás del cambio de MDZ, que es mucho más que estético
Nuevo diseño, más opciones, la misma filosofía. Foto: Rodrigo D'Angelo / MDZ

Sábado 3 AM. El éxtasis del objetivo cumplido. Aún hay gente en la redacción: un guardia que nos cuida, un fotógrafo, cuatro editores, un gerente y dos técnicos logran la alquimia. “Publiquemos”, dice Gustavo y ocurre; MDZ lo hizo de nuevo. Mientras la gente se divierte en calle Arístides Villanueva, en MDZ hay un cambio en danza. En Carlos Pellegrini al 1100 de Buenos Aires ocurre lo mismo. Hay un grupo de trasnochados que ajustan tuercas, pero más de 100 personas detrás de una idea que se concreta. MDZ tiene nuevo diseño. Talentos locales, asesorías extranjeras, audacia mendocina y pasión argentina. 

En 2007 MDZ revolucionó Mendoza con un modelo periodístico y de gestión que desde hace algunos años se amplificó a todo el país. MDZ propuso e impuso (a la par de medios digitales de todo el mundo) cambios que se transformarían en costumbre. De los formatos periodísticos con contenidos y producción estáticos, a un modelo dinámico; con contenidos que evolucionan y una publicación de notas en tiempo real que cambió paradigmas: MDZ quiere contar todo lo que pasa, lo antes posible, lo mejor posible. Contenidos universales, en tiempo real y con calidad. Una idea aspiracional y motivadora.

Hoy MDZ vuelve a renovarse con un diseño ágil, limpio y con nuevas herramientas que se adecúan a la experiencia que demanda la audiencia. El cambio estético incluye una adecuación funcional para tener más alternativas de navegación. Hace un año este medio sorprendía al presentar 2 portadas para ofrecer alternativas según la geografía. Ahora serán 4 formas de ingresar y elegir el menú según la necesidad, la costumbre y el vínculo.

La portada tiene estética nueva para jerarquizar las noticias de manera más diversa y ajustada a las nuevas experiencias. Si en 2007 el diario apuntaba a que la gente acceda desde una computadora, hoy lo hace desde la intimidad del teléfono; ese dispositivo con el que tenemos más intimidad que con nosotros mismos. La jerarquización de noticias tienen que ver con ese vínculo. Hay más opciones con la idea de sostener más tiempo en espacios relevantes las noticias importantes por su impacto, calidad o demanda. Todo, sin perder el ADN de la renovación permanente. Allí está la innovación más importante: una portada propia para ver las últimas noticias; para no perderse nada de lo que está pasando. No es lo “último publicado”; sino lo que está sucediendo “ahora” en cada ámbito de la vida: sociedad, política, economía, deportes, show. Para quienes gustan estar informados al instante, ese es el mejor camino a recorrer. Ninguna opción descarta la otra, pues la navegación es muy sencilla; alcanza con tocar con el dedo para entrar a un mundo de información.

Somos nosotros

Se agregan herramientas, pero no se pierde la esencia; la filosofía con la que el medio fue creado en 2007.

Rigor, velocidad, dinamismo, diversidad, calidad en cada propuesta periodística, en cada nota publicada, en cada posteo de redes sociales. Nuestros valores siguen siendo los mismos. Honestidad, ante todo. Podemos equivocarnos; nos vamos a equivocar. Pero el día siguiente será mejor porque sabemos aprender de nuestros pasos; tenemos como valor la mejora continua. Pluralidad para plantear cada tema y darle voz a quienes con sensatez informan, difunden, polemiza, debaten, discuten.
 

Parte del equipo de MDZ.

Libertad responsable. Ese concepto, acuñado por los fundadores, es el que mejor representa la forma en la que se trabaja internamente y la que se pretende trasmitir a la audiencia. Queremos decir, contar y explicar; qué pasa, por qué nos pasa y con qué consecuencias. Se hace con un nosotros inclusivo: creemos en un periodismo involucrado con su comunidad, que es parte, pero lejos de la obsecuencia y la demagogia. Son parte de nuestros valores tener empatía con los que sufren, tensión responsable con el poder para cuestionar y dilucidar.

Un diario, una empresa periodística, la hacen muchas personas; amantes de muchos oficios. Cada vez que una nota sale publicada es porque la cadena de valor de MDZ funcionó: desde una persona que abre la puerta y pone en condiciones el edificio, hasta el editor que publica y ordena una nota en la home. Desde el periodista que descubre un dato, hasta el ejecutivo de cuentas que consigue una publicidad. Desde especialista en tecnología que permiten que las cosas pasen, hasta encargados de logística que llevan, traen, planifican, ejecutan. Un medio que crece con emociones humanas y aprovecha la inteligencia artificial como herramienta subordinada a lo que cada persona de MDZ piensa, crea y ejecuta.

Archivado en