Mar del Plata

"Bajaron los precios", la decisión sorpresiva que tomó una pequeña empresa

Como bajó el costo de la materia prima, los dueños de la firma del rubro metalmecánica decidieron trasladar ese mismo porcentaje de descuento al consumidor final.

Federico Bruno
Federico Bruno domingo, 24 de diciembre de 2023 · 16:30 hs
"Bajaron los precios", la decisión sorpresiva que tomó una pequeña empresa
La oficina de la empresa que tomó la decisión de bajar sus precios Foto: Gentileza Ersik S.A

A punto de cumplir seis años, con un equipo consolidado de siete personas -incluidos los dos socios fundadores- en Ersik S.A., una empresa que brinda servicios integrales metalúrgicos, decidieron bajar los precios en plena crisis económica. Un gesto que sorprendió a la mayoría de sus clientes. 

La decisión se comunicó por WhatsApp a gente que ya había encargado sus trabajos y los atravesaron los últimos anuncios económicos del presidente Javier Milei y su ministro Luis Caputo.

"Vas a tener un descuento porque bajó la chapa", informaron en un mensaje a los clientes que tenían un trabajo pendiente de pago, siendo conscientes que tendrían que absorber el incremento de todos los otros costos como tarifas, cargas sociales, entre otras cuestiones.

Ignacio Sikora, uno de los dueños de la fábrica, ubicada en Mar del Plata, razonó en diálogo con MDZ que "a nosotros nos van a aumentar la mayoría de las cosas pero quisimos hacerlo igual; y si sigue bajando la materia prima, nosotros seguiremos haciéndolo".

Las instalaciones de la empresa marplatense - Foto: Gentileza Ersik S.A.

La empresa abrió las puertas en febrero de 2017 y comenzó a ofrecer servicios de corte láser, una demanda insuficiente en la ciudad, que descubrió uno de los socios que trabajaba en el rubro metalmecánica, y empezó a interiorizarse en las máquinas necesarias para lanzar una producción en baja escala. Al conocer los valores de la inversión inicial postergó el proyecto dos años, pensó en abandonarlo, hasta que conoció a un amigo, Juan Pablo Ernandes, broker de seguros, que tenía un galpón disponible y terminó siendo su socio.

"Cuando nos quisimos acordar ya habíamos puesto la seña para comprar la primera máquina, con ayuda de nuestras familias", recordó el empresario y diseñador industrial. 

La empresa, cuya sede se encuentra en la calle Almafuerte casi Independencia, creció a pasos agigantados, y actualmente brinda servicios como cortes CNC de piezas metálicas por láser, plasma y oxicorte, como así también plegado y soldadura.

Ofrecen servicios de corte láser, plasma y oxicorte - Foto: Ersik S.A

Se trata de una empresa muy joven, donde sus integrantes tienen 35 años como promedio de edad, y donde se conjungan distintas profesiones técnicas y manuales.

Actualmente envían presupuestos en dólares, ya sea para encargos para cadenas de cervecerías o particulares, como alguien que encargue un cartel para una parrilla, y se vieron en la disyuntiva de qué hacer tras la inestabilidad cambiaria y los tarifazos de las últimas semanas.

La chapa, que durante los últimos veinte años se mantuvo en gran parte a un dólar por kilo, pero con el cepo llegó a valer hasta 5, bajó alrededor de un 20% de forma repentina -tras los anuncios de Caputo- y continúa con su tendencia a llegar a ese nivel de flotación.

Ignacio Sikora, uno de los dueños de Ersik S.A. - Foto: Federico Bruno

Según Sikora, algunos bienes durables, como los autos, de mantenerse estas variables, es muy probable que bajen su precio en los próximos meses. "Nosotros no vivimos completamente de esto, tenemos nuestros otros trabajos, y todo lo que ganamos lo reinvertimos. Por eso nos tomamos las cosas con más tranquilidad y creemos que si baja tu materia prima no lo hagas también con el producto, porque el que necesita un trabajo también va a ir preguntando precios por todos lados y no podés cobrarle de más", agregó.

No obstante, el trabajo presentó otras dificultades por la crisis pero hay un grado de aceptación mayúsculos ante los cambios de la economía. Por citar un ejemplo, el titular de la fábrica, señaló que "aparece de vez en cuando alguien al que le cotizaste algo hace tres meses y después te dice 'mirá lo que aumentaste' pero casi todos lo entienden. El que menos te pelea el precio es el cliente más grande, porque tiene otras referencias".

"Nuestros clientes nos agradecen el contacto de nuestros empleados, que son todos muy jóvenes, hay gente de 20 años, que son muy cálidos y se toman su tiempo en explicar cada cosa. Nos gusta formar a nuestros empleados. A veces vas a un local y te atiende alguien que trabaja hace muchísimo tiempo ahí y no te explica mucho las cosas", destacó.

Finalmente, dijo que sus valores se rigen por una tabla con los valores del kilo de chapa y el dólar, y que si baja o sube, será lo mismo que hará con sus trabajos.

Archivado en