Báez Sosa: el escabroso motivo por el que secuestraron los celulares de Blas Cinalli y Enzo Comelli

Báez Sosa: el escabroso motivo por el que secuestraron los celulares de Blas Cinalli y Enzo Comelli

El Servicio Penitenciario Bonaerense les quitó los celulares desde donde se manejaba una cuenta de Instagram de apoyo a los acusados de haber asesinado a Fernando Báez Sosa.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

Días antes de que comiencen los alegatos en el juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa, trascendió que agentes del Servicio Penitenciario Bonaerense secuestraron los teléfonos celulares de Blas Cinalli y Enzo Comelli, dos de los imputados por el asesinato, desde donde manejaban la cuenta de Instagram @rugbiers.zarate, que brindaba apoyo a los ocho procesados.

La noticia fue revelada por el periodista Mauro Szeta a través de su cuenta de Twitter.

La cuenta de Instagram cuenta con más de 5.500 seguidores y pese a no tener publicaciones realizadas en su feed, comparte comentarios a favor de los ocho imputados.

"Basta de condena social. Basta de mentiras. Basta de violencia. Basta de odio", se lee en la "biografía" de la cuenta.

Por su parte, el abogado de los acusados, Hugo Tomei, dijo antes de ingresar a los tribunales donde comenzará la presentación de los alegatos, que "hoy será una jornada de escucha" de la acusación, y al ser consultado sobre el motivo por el cual solo cinco de los imputados declararon durante el debate, respondió que "el silencio también es un decir".

El abogado de los ocho acusados, Hugo Tomei, realizará mañana jueves su alegato.

"En esta jornada de hoy venimos a escuchar los alegatos de los acusadores, mañana es nuestro turno", dijo el defensor en la puerta de los tribunales de Dolores, donde reiteró que se trata de "una jornada de escucha".

Consultado sobre el motivo por el cual los acusados Blas Cinalli, Matías Benicelli y Ayrton Violaz no declararon en el debate a diferencia del resto de los acusados, respondió: "Es una posibilidad que da la ley. El silencio también es un decir".

Mañana, la defensa de los acusados dispondrá de la palabra e intentará convencer al Tribunal de que el asesinato de Fernando Báez Sosa ocurrió en el marco de una riña.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?