Coco, el perro que venía de Europa e iba a ser deportado, se queda en el país

Coco, el perro que venía de Europa e iba a ser deportado, se queda en el país

Senasa mantuvo en Ezeiza al perro de una familia que venía desde Europa y que no podía ingresar al país por un problema en su documentación. Finalmente, el perro pudo ser vacunado y se quedará en el país pero en cuarentena.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) retuvo ayer al perro de una familia que regresaba de Europa en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza porque no contaba con la certificación sanitaria y la protección antirrábica correspondiente.

Desde el martes , el perro se encontraba enjaulado en el aeropuerto y Franco, uno de sus dueños, explicó “Vine de Hungría porque se declaró el estado de alarma por la guerra en Ucrania, por eso no pude hacer los papeles de mi perro”.

El vuelo hizo escala en Colombia y, dicen sus dueños, cursó el viaje sin ninguna complicación de este estilo y justifican que la vacuna contra la rabia solo ha expirado hace ocho días.

Desde Senasa señalaron que se informó al pasajero que viajaba con "Coco", que el animal debía volver a Hungría para completar la documentación faltante que se exige para su ingreso al país.

La solución que plantearon las autoridades tampoco conformaba a la familia porque “Si lo mandan de regreso tampoco lo van a aceptar por la antirrábica, es lo mismo que me lo terminen sacrificando”, comentó Franco a El Trece.

También agregó que “La jefa del Senasa acá en Ezeiza me está tratando como un delincuente. Hablo con ella de la mejor forma, le dije que estaba dispuesto a pagar un veterinario, que estaba dispuesto a hacer un lugar de cuarentena”.

Por otro lado, su dueño se hizo cargo de su error por no haber hecho los trámites correspondientes “Entiendo que es problema mío el de los papeles, pero a Coco, que es parte de mi familia, no lo pueden deportar así”.

Desde organizaciones de protección animal denunciaron que las autoridades ofrecieron la eutanasia como solución y que Senasa será responsable en caso de que el perro muera por el estrés de la situación.

El caso también generó indignación en redes sociales, donde los usuarios cargaron contra Senasa por la situación y #LiberenACoco se transformó en tendencia número uno de Argentina en Twitter.

La acción parece haber tenido efecto ya que Coco finalmente recibió la vacuna que tenía vencida y permanecerá en el país aunque tendrá que hacer cuarentena. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?