La provincia donde no hay hospitales y regalan boletos de colectivo

La provincia donde no hay hospitales y regalan boletos de colectivo

Los embarazos de riesgo tendrán pasajes gratis cada siete días con acompañante. El gobernador no sabe cómo frenar la diáspora de los médicos y faltan especialistas. El Gobierno busca dialogar con los senadores y evitar al gobernador.

Pedro Paulin

Pedro Paulin

La Rioja sigue sumando escándalos de la mano de Ricardo Quintela, el gobernador que el Gobierno nacional prefiere evitar, por lo cual dialoga con los senadores directamente. Anteriormente se había filtrado el audio del jefe de Gabinete explicando por qué había que poner "mucha platita a los medios" antes de las elecciones, después el pedido del propio Quintela de censurar canales de televisión que no sean oficialistas, y ahora el reconocimiento de su incapacidad absoluta en materia de salud.

Ahora, la Legislatura encabezada por la vicegobernadora, Florencia López, apoyó un proyecto que permite que el Estado les pague los boletos de colectivo a las mujeres que tengan embarazo o precisen parir, de tal manera que todas las semanas si es un embarazo de riesgo, o una vez cada dos semanas, se hace cargo de los gastos de traslado con un acompañante.

Los médicos y enfermeros son estadísticamente pobres en La Rioja, dependiendo del cargo, todos empiezan con salarios que oscilan entre los 40 mil pesos y 70 mil pesos y deben hacer guardias extras para lograr llegar a fin de mes. Por ejemplo, un camillero, según supo MDZ, no tiene que tener franco si pretende ganar más de 70 mil pesos, es decir, haciendo horas extras los treinta días del mes, puede orillar los 80 mil pesos de máxima, esa es la realidad de la provincia que más dinero recibe en proporción por habitante del país.

La inflación y la falta de reconocimiento ya le generaron un dolor de cabeza a Quintela, quien sigue pidiendo más fondos a Casa Rosada, donde prefieren evitarlo. "Quedate tranquilo que tu senador está haciendo un gran trabajo, yo hablo con él", le dijo Sergio Massa a Quintela en el último encuentro que tuvieron. Massa se siente más cómodo hablando con Ricardo Guerra, hombre de bajo perfil que supo ganarse la confianza de oficialistas y opositores por igual, y está en la lista del peronismo para ser protagonista el año que viene. 

Las críticas a la vicegobernadora López no tardaron en llegar, pero dijo: "Es un proyecto que se viene trabajando desde hace tiempo con las mujeres del interior, no se trata de un gasto, sino de una inversión". Lo cierto es que López quiso aprovechar el momento en que Quintela se iba a sumar al Gabinete nacional para hacerse del Ejecutivo. Enterado Quintela, recortó fondos y secó de presupuesto a la Legislatura, asfixiando a la vice que tuvo que pedir perdón y se enroló rápidamente de nuevo en el quintelismo más pasional, donde se persigue a la prensa y se usa el avión oficial para traslados familiares, algo que es ilegal.

Para evitar la escalada del conflicto, el gobernador impuso un criterio de aumentos hace unos días que no conformó a nadie ya que la recomposición no se logra: con el aumento del monto de las guardias, e incluso los bonos unilateralmente anunciados, la gestión de Quintela establece en los hechos una caída en el porcentaje de cálculo para aguinaldos, y tampoco está contemplado el aumento de jubilaciones, también deprimidas por el proceso inflacionario. La falta de especialistas no es una novedad, pero a esto se agrega la falta de insumos, que crece día a día, sumado a los pase a planta, otro de los reclamos muy sentidos en el sector de salud.

La intención del Gobierno es evitar la diáspora de médicos que se reciben y van a trabajar a otros lugares, dadas las pésimas condiciones de la provincia en materia edilicia y salarial, por eso viajan a Catamarca o San Luis porque el pago de las guardias es muy superior. La información fue confirmada por el periodista Eduardo German, referente provincial del periodismo.

Hay una pregunta que se hacen todos, del presidente para abajo. ¿Dónde están los miles de millones de pesos que recibió La Rioja y que nadie ve en la vida cotidiana? Los fondos extra coparticipables enviados empiezan a ser un problema para el secretario de la gobernación, Armando Molina, y para el propio Quintela, que no sabe qué decir cuando le preguntan por los fondos.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?