La nueva Inteligencia Artificial que detecta videos falsos, un creciente problema en internet

La nueva Inteligencia Artificial que detecta videos falsos, un creciente problema en internet

Intel ha desarrollado FakeCatcher, una herramienta que se apoya en Inteligencia Artificial para detectar deepfakes con un alto nivel de precisión en tiempo real.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

En los últimos tiempos, muchos han aprovechado el avance de las nuevas tecnologías para generar contenidos falsos como poner el rostro de una persona en un video sin su consentimiento. También se han falsificado entrevistas de trabajo y hasta se ha utilizado el rostro de políticos para difundir información falsa.

Ante esta nueva problemática que circula en internet, la empresa de tecnología Intel ha desarrollado una nueva Inteligencia Artificial para detectar estos videos falsos llamados 'deepfakes'.

Esta inteligencia artificial de Intel se llama FakeCatcher y puede detectar videos falsos con una tasa de precisión de 96%. Se trata del primer detector de falsificación profunda en tiempo real del mundo que devuelve resultados en milisegundos.

“Los videos deepfake están en todas partes ahora. Probablemente ya los hayas visto; videos de celebridades haciendo o diciendo cosas que en realidad nunca hicieron”, comentó Ilke Demir, científica investigadora sénior del personal de Intel Labs.

FakeCatcher utiliza modelos de inteligencia artificial basada en algoritmos para la detección de rostros y puntos de referencia. La mayoría de los detectores basados en el aprendizaje profundo analizan los datos sin procesar para tratar de encontrar signos de falta de autenticidad e identificar lo que está mal en un video. Por el contrario, FakeCatcher busca pistas auténticas en videos reales, al evaluar lo que nos hace humanos: un "flujo de sangre" sutil en los píxeles de un video.

Foto: Intel

Cuando nuestro corazón bombea sangre, nuestras venas cambian de color. Estas señales de flujo sanguíneo se recopilan de todo el rostro y los algoritmos traducen estas señales en mapas espaciotemporales. Luego, utilizando el aprendizaje profundo, la inteligencia artificial puede detectar instantáneamente si un video es real o falso.   

Los deepfakes son una amenaza creciente y se estima que las empresas gastarán hasta 188 mil millones de dólares para soluciones en ciberseguridad en resolver los deepfakes. Detectar estos videos falsos en tiempo real es una tarea difícil. Las aplicaciones de detección requieren cargar videos para analizarlos y luego esperar horas para obtener resultados.

El engaño debido a los videos falsos puede causar daño y tener consecuencias negativas, como la disminución de la confianza en los medios. FakeCatcher ayuda a restaurar la confianza al permitir que los usuarios distingan entre contenido real y falso.

Según comenta Intel en su página web, hay varios casos de uso potenciales para FakeCatcher. Las plataformas de redes sociales podrían aprovechar la tecnología para evitar que los usuarios carguen videos falsos dañinos. Los medios de noticias globales podrían usar el detector para evitar la amplificación involuntaria de videos manipulados. Y las organizaciones sin fines de lucro podrían emplear esta inteligencia artificial para democratizar la detección de deepfakes para todos.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?