Historias de vida: cómo se vivió el devastador terremoto de Mendoza en 1985

Historias de vida: cómo se vivió el devastador terremoto de Mendoza en 1985

Un día como hoy, pero de 1985, Mendoza sufrió uno de los momentos más difíciles y trágicos de su historia. Gloria Bratschi lo recordó en MDZ Radio.

MDZ Radio

MDZ Radio

Hoy se cumplen 37 años de un momento histórico y triste para Mendoza: el 26 de enero de 1985 fue el terremoto más devastador que vivió la región. Gloria Bratschi, especialista en Planificación y Manejo de Áreas Propensas a Desastres, recordó aquel día en MDZ Radio.

Rememorando aquella noche, Gloria Bratschi contó que había una organizado una reunión en su casa. Pero pese a que era viernes la velada duró poco y antes de las 12 todos los invitados habían regresado a sus viviendas. Pocos minutos después de la medianoche, comenzó el terremoto. "Primero fue un golpe y después el otro. De repente quedamos a oscuras, lo cual también fue un impacto grande, porque no se podía ver por dónde ir ni por dónde salir", recordó.

A oscuras, Gloria Bratschi cerró la llave de gas, "no sabía nada sobre estas catástrofes, pero eso alguna vez lo había escuchado. Prendí las luces del auto para ver, porque no encontraba la linterna y ahí se derrumbó la casa de mis vecinos".

 

Totalmente consternados, esos vecinos fueron socorridos por Gloria, quien los alojó posteriormente en su casa. "Ahí pasamos juntos las réplicas posteriores: algunas más fuertes que otras, y duraron toda la noche y todo el día subsiguiente, que era un fin de semana. Después fui a la radio a trabajar". Sumado a esto, tras el terremoto hubo intensas tormentas en Mendoza, "Imaginen: adobes amontonados en las calles, más las lluvias, y la gente que no tenía dónde estar".

Ese lunes, quien hoy es especialista en control de desastres, estuvo a cargo de la difusión de noticias, en su rol como periodista. "Vino todo el impacto, comenzamos a recibir las noticias. Todo desordenado, porque no estábamos preparados".

A nivel general recordó que en Mendoza había "albergues improvisados en las escuelas, muchos improvisaron también delante de sus casas un lugar para estar, porque no se querían ir por los robos". Años tardó la reconstrucción. 

"En aquella época se contabilizaron 12 mil viviendas dañadas, algunas con derrumbe de pared y otras de techos. Sobre esas, la mayoría de adobe, había que trabajar después en la reconstrucción que duró bastante tiempo, porque nosotros recién entrábamos en la democracia y no teníamos preparado todo esto. Ahora sí hay una conciencia más acentuada sobre lo que debería ser un impacto de esta índole y cómo habría que encarar la reconstrucción, si es que se puede. Eso habría que preguntarle a los responsables de todo lo que es infraestructura de servicios básicos, instalaciones críticas, etc", concluyó.

Para finalizar Gloria Bratschi dijo que es necesario tomar conciencia sobre estos riesgos que tenemos en Mendoza, no sólo de sismos sino también de zonda y tormentas. Además, "deberíamos considerar,  porque estamos en una especie de riesgo múltiple o sistémico, porque estamos en pandemia. Tenemos medidas preventivas que aplicar y habría que sumarle esto y tener una mirada integral para gestionar estos riesgos. El sísmico y otros más". 

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?