Dislexia: estudiantes argentinos crearon una app para facilitar la lectura que se usa en 35 países

Dislexia: estudiantes argentinos crearon una app para facilitar la lectura que se usa en 35 países

Cuatro jóvenes estudiantes de ORT desarrollaron LectO, una aplicación que facilita el proceso de lectura y escritura para las personas con dislexia.

Santiago Alvarez Tocalli

Se estima que uno de cada diez chicos en el mundo sufre de dislexia, una discapacidad que afecta la lectura y escritura de las personas. Entre los problemas que esto puede traer existe la dificultad para recitar el alfabeto, denominar las letras o dentro de la lectura la distorsión, omisión, sustitución e inversión de estas.

Lisandro Elías Acuña, Gonzalo Díaz de Vivar, Fausto Fang y Ulises López Pacholkczak son jóvenes de entre 17 y 18 años estudiantes de la especialización de Tecnología de la Información y Comunicación en ORT, sede Belgrano. Desarrollaron una aplicación llamada LectO que facilita la lectura y escritura para personas con dislexia.

“La idea de LectO nace porque queríamos aplicar nuestro conocimiento tecnológico para ayudar. Teníamos que hacer un trabajo práctico de ORT utilizando tecnología y queríamos que valiera la pena. Mirando a nuestro alrededor nos dimos cuenta de que muchos compañeros tenían dislexia y se les dificultaba mucho hacer los exámenes o las tareas de la Escuela. Investigando un poco más, las estadísticas nos alarmaron: 1 de cada 10 personas tienen esta discapacidad, y esta dificultad es la causa del 40% de la deserción escolar. Viendo el fuerte impacto que la dislexia tiene en el día a día de muchas personas, elegimos ponernos manos a la obra y proponer una solución.” afirman los creadores de la aplicación.

LectO es un editor de texto que, mediante el uso de una fuente especial, Open Dyslexic, facilita la lectura. Además, cuenta con un sistema de reconocimiento de imágenes que vincula las palabras ingresadas con pictogramas que ayudan a las personas disléxicas a comprender mejor los textos. Otra herramienta de la aplicación te permite marcar con distintos colores las letras propensas a causarte confusiones, para así poder detectarlas con mayor velocidad.

En cuanto a las inspiraciones que tuvieron para desarrollar el proyecto, los alumnos cuentan que Mateo Salvatto cumplió un rol importante. Al ser egresado de la ORT y haber desarrollado Hablalo, una aplicación que facilita el proceso de comunicación para quien lo requiera, los jóvenes confiesan haber visto en el un modelo a seguir. El vínculo con profesionales tecnológicos, como Ezequiel Glinsky quien es el CTO de Microsoft Latinoamérica, y con personas con dislexia, como el científico Andrés Rieznik, también fueron grandes motivaciones para continuar con el proyecto.

Pero no todo es color de rosas, “Hubo momentos complicados donde tuvimos que tomar decisiones. Por ejemplo, tres veces tuvimos que cambiar la tecnología que usamos y empezar el desarrollo desde cero. Eso nos pasó porque recién estábamos introduciéndonos en la programación y capaz fuimos un poco desprolijos. Si bien empezar desde cero tantas veces fue duro, también lo consideramos como un aprendizaje y eso valió la pena. Otro ejemplo donde debimos tomar una decisión compleja fue respecto a la gratuidad de la aplicación para los usuarios finales. Como LectO es tan útil, muchas personas a quienes respetamos y admiramos nos proponían cobrarla, e incluso nos prometían acercarnos a muchos potenciales clientes. De todos modos, nosotros sabíamos que dada la fuerte desigualdad que hay en nuestro país mucha gente que necesitaba LectO no iba a poder acceder a ella en caso de que fuera paga y, por eso, mantuvimos nuestra postura de que LectO fuera completamente gratuita para el usuario final.” dicen los jóvenes desarrolladores.

Así es la página web de LectO. Fuente: Disfam.

Actualmente LectO ayuda a mas de 5000 personas en más de 35 países, y aunque sus creadores admiten haber cumplido sus primeros objetivos, reconocen que “queda mucho trabajo por hacer, hoy estamos en contacto con gobiernos de distintos países para implementar LectO en todos sus colegios de forma oficial, y queremos seguir avanzando con esto para que el rol de la aplicación en el proceso de tratamiento contra la dislexia sea una realidad.”

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?