Los oscuros intereses por los que no sale la ley contra la tracción a sangre animal

Los oscuros intereses por los que no sale la ley contra la tracción a sangre animal

El proyecto parlamentario "No Más TAS" (Tracción a Sangre Animal) fue presentado nuevamente en el Congreso por la Asociación Civil Lucha por la Integración Social y el Derecho Animal (Aluisa), pero aseguran que hay mafias y desinterés político alrededor de la propuesta.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

La Asociación Civil Lucha por la Integración Social y el Derecho Animal (Aluisa) volvió a presentar una iniciativa legislativa en el Congreso de la Nación, el proyecto parlamentario "No Más TAS" (Tracción a Sangre Animal), que busca terminar con la actividad informal de recolección de residuos urbanos en la que interviene un caballo, un burro u otro animal. La iniciativa había perdido estado parlamentario en dos ocasiones, 2017 y 2019.

El proyecto resalta entre los ítems más importantes la altísima precarización laboral a la cual están sometidos los trabajadores, los cuales "terminan muchas veces siendo oprimidos y disminuidos a las condiciones más indignas".

Destaca que los niños también terminan siendo víctimas de la explotación y remarca que los animales son "víctimas cotidianas del maltrato al que son expuestos, lacerados, desnutridos, deshidratados, tuertos, rengos, sin herraduras, etc." En tanto, añade que los niños son "potenciales adultos victimarios, al aprender el maltrato en edades tempranas".



Por otra parte, la contaminación medioambiental y la inseguridad vial constituyen problemas serios que se derivan de la práctica regular de la TAS en las ciudades, así como el cuatrerismo y el "negocio" de alquiler de caballos.

Por estas razones, Aluisa insiste en la importancia de que se aborde un proyecto de ley nacional a fin de "poder encuadrar en una intención amplia y global la problemática, ya que las iniciativas municipales y provinciales han resultado insuficientes hasta el momento".

Asimismo, proponen fomentar la sustitución de la tracción a sangre animal por otros medios sustentables, como la tracción motora o eléctrica y asegurar el destino de los animales objeto de la sustitución para que puedan ser tratados con la dignidad que merecen de acuerdo a sus derechos naturales, alejándose de cualquier circuito comercial.



"Venimos presentando el proyecto de ley TAS hace cuatro años, es un fierro caliente que nadie lo quiere tocar", señaló Eliana Couso, presidenta de Aluisa. "Estamos cansados de levantar cadáveres de la calle, no damos abasto, hay días que hay dos, tres casos de los cuales nos llaman al mismo momento; no hay refugio ni recurso que alcance porque solamente trasladar un caballo es algo carísimo", precisó Couso.

La mujer, que además conduce un programa en Radio de la Biblioteca del Congreso de la Nación (BCN) aseguró que "no hay nadie que tome una postura clara y no podemos más; es una locura nos han llamado a las 3 de la mañana para que vayamos a buscar un caballo y no se hace nada".

"Es un peligro para todos, los chicos arriba de los carros no tienen acceso a educarse, hay mafias, es un negocio; los mismos caballos que tiran de los carros son víctimas de apuestas que se hacen los fines de semana", añadió la mujer. Y enfatizó: "Necesitamos que esto se termine, tenemos casi 400 mil firmas en la campaña #LeyNoMasTas de Change.org".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?