Bentogate: un testigo asegura que denunciará al juez por amenazas

Bentogate: un testigo asegura que denunciará al juez por amenazas

Raúl Alfredo Ahumada es uno de los testigos que se presentó a declarar en la causa de las coimas de la Justicia Federal. Días atrás, el juez Walter Bento presentó un escrito en el que lo criticó duramente. El aludido reclamó su derecho a réplica y en esta entrevista hizo explosivas declaraciones.

Facundo García

Facundo García

Mientras el operativo para difundir la idea de que se trata de un caso de "lawfare" sigue en marcha -con llegada a diversos medios porteños-, la causa de las presuntas coimas en la Justicia Federal de Mendoza continúa y sus protagonistas mueven piezas. Días atrás fue el propio juez Walter Bento, imputado como supuesto líder de la banda que hacía los arreglos, quien presentó un ácido escrito en el que criticaba a algunos testigos y hacía advertencias contra el juez de la causa. Ahora fue uno de esos testigos, Raúl Ahumada, quien quiso salir a responderle y adelantó que denunciará al acusado por amenazas.

"Lo que está haciendo Bento es intimidarme, porque obviamente él tiene mucho más poder que yo. A mí me echaron de la Justicia Federal en 2006 y hoy no tengo un sueldo fijo, me las tengo que rebuscar todos los días para poder vivir y alimentar a mis hijos y a mi nieta. Así que lo que voy a hacer es meter en los próximos días una denuncia penal: interpreto esto como una amenaza mafiosa. Para mí este juez es tan mafioso como Aliaga".

Textualmente, Bento destacó en su más reciente presentación que el testigo Ahumada "fue condenado por el Tribunal Oral en lo Criminal Federal N° 1 de Mendoza por el delito de cohecho activo (art. 256 bis, Código Penal) en su entonces condición de funcionario del otro tribunal de la jurisdicción". Y añadió: "el testigo que para el fiscal Dante Vega es útil para establecer cómo funcionaban irregularmente los tribunales federales fue condenado por cobrar una coima para beneficiar a un traficante preso".

Ahumada retruca: "Es cierto que fui condenado por exacciones ilegales. Me dieron dos años o dos años y medio de prisión en suspenso. A mi criterio fue sin motivos valederos: esa sentencia fue para que mi cargo le quedara al familiar de otro juez". 

"Hay que investigar desde muy atrás"

Ahumada sostiene que la pesquisa contra Bento debe iniciarse desde lo que realizó "hace siete u ocho años". "Recuerdo estas cosas porque yo trabajaba de relator, y ya el propio nombramiento de Bento como juez estuvo relacionado con el armado que hacía el 'chueco' Mazzón", destaca.

Como se sabe, Juan Carlos 'chueco' Mazzón fue un operador político fundamental del peronismo desde su ingreso a la agrupación Guardia de Hierro en los setenta, pasando luego por los gobiernos de Carlos Menem, Eduardo Duhalde, Néstor Kirchner y Cristina Kirchner.

"Lo de Aliaga y Bento lo sabía todo el edificio de Tribunales Federales" (Raúl Ahumada)

En cuanto a su declaración, Ahumada jura que se presentó espontáneamente ante la fiscalía "porque tenía conocimiento de un hecho que, a la luz de lo que se supo después, es insignificante en relación a las pruebas que surgieron contra el juez". 

Lo que declaró este testigo es que él sabía que Aliaga decía arreglar cosas en representación de Bento. "yo sospecho que Bento tiene algo que ver con la muerte de Aliaga. No me corresponde a mí investigarlo. Pero sí quiero que nos preguntemos cómo es que Diego Aliaga se sentaba todos los días en el Café Argentino -que estaba ubicado en España y Pedro Molina, justo frente al Juzgado Federal-, decía que te arreglaba las causas y nadie hacía nada. Había una chica que trabajaba ahí de moza: si la citan a declarar, va a contar que Aliaga utilizaba su mesa reservada de forma cotidiana ¿Nadie reaccionó? ¿Ni un policía se acercó para decirle que se fuera a un barcito un poco más allá?".

Su tesis es que el ámbito federal hizo la vista gorda durante años. "Todos sabíamos que Aliaga tenía contacto con Bento. Desde mucho antes de 2019 se hablaba de esto. Y lo sabía todo el edificio de Tribunales. Completo". 

"No voy a callarme"

Ahumada explica que hoy vive de su trabajo como gestor. "No hablo con jueces ni funcionarios. Lo que quizá puedo hacer es recomendarte un estudio jurídico después de que vos me comentes cómo es tu caso. Eso es lo que hago", grafica.

—¿Cómo cree que seguirá la causa de las coimas?

—Bento cree que me voy a quedar callado, y no lo va a lograr. En breve ingresaré mi denuncia. También hay que estar atentos al Consejo de la Magistratura, que va muy lento mientras se está destruyendo prueba. Por eso es imprescindible que esta información se nacionalice. 

—El último texto que presentó Bento a la Justicia habla, entre otras personas, de usted, del testigo Gonzalo Ramírez Madrid y del juez Eduardo Puigdéngolas. En algunos tramos lo hace de modo bastante vehemente y hasta informal ¿Qué evaluación hace de ese escrito?

—Bento se expresa de esa manera porque se siente impune. Porque durante muchos años hizo lo que quiso y nadie lo frenó. E insisto: aquí hay una trama mucho mayor a la que hemos llegado a ver. Las resoluciones que favorecían a los imputados después de los supuestos arreglos: ¿las tipeaba personalmente Bento? ¿Quién las escribía? El prosecretario y el secretario que firmaban esos papeles debieron haber notado la irregularidad. Los auxiliares. Alguien. ¿Ninguno se dio cuenta? ¿De verdad? 

  • ¿Aportes? ¿Otra perspectiva? Escriba a fgarcia@mdzol.com
  • Para conocer lo que opina la defensa de Bento, se puede leer esta entrevista y/o esta. Para repasar las imputaciones, se puede ingresar aquí. Y para revisar el comunicado que dio pie a la respuesta de esta nota, la opción es hacer click acá

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?