Granada: cómo cultivarla en casa y disfrutarla de la huerta a la mesa

Granada: cómo cultivarla en casa y disfrutarla de la huerta a la mesa

La granada es una fruta ideal que sembrar y tiene muchos fines gastronómicos dependiendo el país.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

Cada estación del año tiene sus alimentos característicos por su germinación y cultivo. En el caso de la granada es una fruta muy utilizada para las comidas de invierno que aporta sabor, textura y belleza, incluso sus granos se utilizan para decorar platos.
 
La granada es el fruto de un árbol de hasta 5 metros de altura, con flores solitarias de hasta 4 centímetros de diámetro y pétalos corrugados de color rojo intenso. Es nativo de la región que va desde Irán hasta el Himalaya y con los años se ha cultivado también en Asia suroriental, India occidental, África, Sudamérica, México y Australia.

Fuente: ¡Hola!.

Fines gastronómicos

La granada se come quitando la corteza y separando sus granos, que pueden ser de color rojo profundo a marrón y mientras más grande sea, más jugoso es su interior. Generalmente se utiliza para hacer bebidas y jarabes de granadina, pero depende el país puede tener diferentes usos:

  • Norte de India: se utiliza para platos vegetarianos y aporta un gusto agridulce.
  • México: la granada es un ingrediente en el plato de los chiles en nogada, donde el color de los granos rojos contrasta con el color verde de los chiles rellenos y la salsa de nuez blanca, resultando un plato con los colores de la bandera nacional. 
  • México occidental (estados de Colima, Jalisco y Michoacán): la granada se sirve como una bebida alcohólica a base de jugo de granada, tequila o mezcal, azúcar, cacahuates, nueces, llamado "ponche de granada".
  • Corea: las semillas de la granada se utilizan para el té. Quedan dentro de la infusión y se consumen con ellas.

¿Cómo cultivar la granada?

La granada es una fruta que tiene su temporada en otoño y estos árboles suelen dar sus frutos recién al segundo año, pero es posible que tarden hasta seis. Para el cultivo lo mejor es elegir un lugar soleado con suficiente espacio ya que es muy grande y si bien se adapta a cualquier suelo, el mejor es que el es tipo arcilloso con buen drenaje.
 
“Una buena granada madura debe ser pesada, como si estuviera llena de jugo, y la cáscara debe estar firme y tensa. El color de la cáscara varía de medio rojo a rojo intenso con un aspecto fresco similar a la piel. Las abrasiones superficiales no afectan la calidad de la fruta", explican en el Pomegranate Council.
 
Cuando se golpea la fruta madura debe hacer un sonido metálico y tener en cuenta que el exceso de riego puede dañar el árbol: en verano regar una vez por semana y cuando ya está establecido regar cada 3 semanas. Además, al ser un árbol frutal se puede ayudar con fertilizante orgánico a 60 metros del tronco una vez al menos durante el primer año.

¿Listo para cultivar tus propias granadas?

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?