Boti: el asistente virtual que además de informar cuenta chistes

Boti: el asistente virtual que además de informar cuenta chistes

Hace unas semanas el bot que usa la Ciudad de Buenos Aires fue viral en Twitter por su humor y por la amplia variedad de respuestas que tiene.

Lucas Lafuente

El primer chatbot del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires se lanzó en 2014 para dar respuesta a aquellas personas que, por alguna limitación, no se podían comunicar por teléfono con la línea de atención vecinal 147. Unos años más tarde, en 2019, se consolidó como Boti, el WhatsApp de la Ciudad; un chatbot motorizado con inteligencia artificial que cumple la función de "informante público".

Fernando “Bana” Benegas, secretario de Innovación y Transformación Digital de la Ciudad, nos cuenta los detalles y su motivación a la hora de diseñarlo. Una de las cualidades que tiene Boti, según sus creadores, es que es empático, amable y servicial, dispuesto a ayudar a todos los porteños y porteñas. El hecho de tener una “personalidad” y mantener esta actitud lineal le permite generar una conexión emocional y personalizada a través de las conversaciones.

En diálogo con MDZ, Fernando Banegas contó por qué considera fundamental este aspecto.

-¿Qué importancia tiene la “personalidad” de Boti?

-Desde que iniciamos con el canal conversacional en 2013 pasamos por muchas páginas pero explotó fuerte cuando armamos Boti y fuimos a WhatsApp porque es la App más usada en el país. Sentíamos que esta nueva herramienta nos permitía conectarnos y generar cierta empatía que otra herramienta no te la da. Nosotros definimos que Boti iba a ser de cierta manera, definimos qué era y quién era. Cualquier pregunta que le hagas a Boti, te la va a contestar de cierta manera, con una cantidad de emojis, un tono y algunas imágenes. 

Línea de tiempo con la evolución de Boti Foto: GCBA

-¿Por qué creés que la gente se encariñó con Boti? ¿Te pasó lo mismo a vos?

-Yo amo a Boti, lo vi crecer y siento que es parte mía y del equipo. Es un producto que pareciera que existe, tiene una identidad digital con características y personalidad que hace que uno le tome cariño.  En mi oficina tengo cuadros de Boti, mis stickers también.

Pero nosotros somos los creadores y eso no tiene tanto valor, lo importante son los usuarios, y cuando uno mira las redes nota que ellos también se encariñaron.

El humor de Boti

Tras una gran viralización en Twitter del humor de Boti, se dispararon los pedidos de chistes hacia el bot.  A principios de julio la palabra “chiste” se consultó 25.818 veces. Esto fue un gran boom ya que entre enero y junio de 2021 el término solo se había consultado en 1.200 ocasiones.

-¿Creés que hay una relación entre la pandemia y que se acrecienten los chistes pedidos a Boti?

-Boti tiene que tener empatía y en momentos como este, la empatía es fundamental. La pandemia mostró que el canal conversacional es la herramienta más integradora. Pasamos de 300.000 conversaciones que teníamos por mes a 4 millones que venimos teniendo por mes, son 10 veces más. El usuario que esperaba que un bot sea algo transaccional que devuelva información, notó que este chatbot te daba un poco más, entonces se generó una familiaridad con un bot que lo acompañaba en la pandemia.

Durante el mes de abril, Boti alcanzó los 3.3 millones de conversaciones Foto:GCBA

Los usuarios compartieron sus novedosas respuestas en Twitter

El asistente tiene el objetivo de comunicar los hisopados y simplificar los trámites de los ciudadanos de Buenos Aires. Sin embargo, también posee una variedad de respuestas muy novedosas que sorprendió a varios usuarios, los cuales no dudaron en publicar las curiosas respuestas.

 

 

-¿Cuál es el próximo paso que tiene Boti?

-Estamos desarrollando una red neuronal que reconoce imágenes de mascotas. Si mi perro “Tiburcio” se pierde, yo le voy a contar a Boti que se perdió mi perro. Voy a tener que mandarle la foto de mi mascota, y si algún vecino de la Ciudad de Buenos Aires encuentra un perro perdido también debe mandarle a Boti. Entonces se hará un match de foto con esa red neuronal creada y se contactará a ambos para que se de ese regreso de la mascota al hogar.

Además cada vez más se va a parecer a un asistente virtual como lo es hoy Alexa, el dispositivo de Amazon, por ejemplo. Uno va a poder llegar a su casa y decir: “hola Boti, quiero pedir un taxi en la Ciudad, hola Boti quiero saber si tengo multas”.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?