Dolor por la muerte de un gran periodista y escritor

Dolor por la muerte de un gran periodista y escritor

Hoy falleció el periodista Rolando López.

Pablo Icardi

Pablo Icardi

“Hola muñeco”. O, mejor dicho, "Mugneco". Saludo en clave para algunos. Una marca de Rolando López, un periodista al que admiré,  con el que me reí y al que voy a recordar toda la vida como uno de los últimos maestros con mística dentro de e una redacción. No por su edad, pues se murió  hoy siendo joven y habiendo vivido varias vidas, sino porque cuesta encontrar maestros hoy.

Periodista, sí. Pero rocker, amante, mal futbolista (fanático real del Tomba), escritor y contador de historias. Las historias de los otros, y también las propias. Rolando López transformó en libro sus primeras historias en “Partes Diarios”, usando la frase clásica de los policías para comunicar hechos. Entrevistó al “bandido” Marcelino Altamirano, enterneció con un perro y también con la historia de un boxeador. 

Rolando López falleció hoy y la noticia sacudió a las redacciones de Mendoza y el país. Fue músico, baterista particularmente, e integró una de las bandas míticas del nuevo rock local: Los Salvajes unitarios. Como periodista desarrolló gran parte de su carrera en la sección policiales del diario Los Andes, abordando esas temáticas tomando como eje las historias, más cercano a los relatos de no ficción que al policial clásico. Por eso no tardó en trasladar a libros algunas de esas historias. En los últimos años, de hecho, profundizó su carrera como escritor de no ficción. "Sombrero, sobrerando, conviérteme en super-robando". Con esa frase solía representar la idea de "estirar" una nota en base a la historia para "llenar" alguna página sábana de Los Andes. Muchas de esas historias terminaban siendo geniales. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?