Escrache a Samid: la parrilla desmintió el vínculo con el empresario

Escrache a Samid: la parrilla desmintió el vínculo con el empresario

Luego del escándalo que se armó, Alberto Samid aseguró que estaba en la parrilla porque había ido a llevar un pedido como proveedor, pero desde el local salieron a desmentirlo.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

La parrilla en la que fue "escrachado" Alberto Samid mientras violaba su prisión domiciliaria publicó un comunicado negando de manera terminante cualquier tipo de vinculación con el empresario de la carne, quien aseguró que estaba en el lugar en el marco de sus salidas laborales y que había ido a entregar mercadería en el local.

Luego del escándalo que se armó, Samid intentó justificarse asegurando que estaba en la parrilla entregando mercadería como parte de sus salidas laborales. Sin embargo, desde la parrilla "Paja Rota" salieron a desmentirlo.

"El señor Alberto Samid no tiene ninguna relación con Paja Rota y desmentimos todo lo que pueda haber dicho esta persona como su abogado. No es dueño, no es proveedor, ni inversionista de nuestro restaurante, no tiene ninguna conexión", indicaron los dueños del local a través de las historias de Instagram de la cuenta de la parrilla.

El comunicado de la parrilla "Paja Rota"

Además, agregaron que su personal "no lo reconoció ni mucho menos estaba al tanto de su situación judicial". "Una clienta logró reconocerlo e inmediatamente comenzó a grabar un video (que luego se viralizó) donde se ve cómo los clientes lo echan del local", agrega el comunicado.

"Queremos ratificar que Alberto Samid no tienen ninguna relación con Paja Rota y no dejaremos que salgan a decirse mentiras acerca de nuestra queridísima parrilla", cierra el comunicado.

Samid, por su parte, había asegurado que, además de ser proveedor de la parrilla, había ido por un pedido especial de "la dueña del local" a su esposa, teniendo en cuenta que este martes el Mercado Central entrará en receso.

Alberto Samid fue escrachado por una clienta de la parrilla.

"La dueña del local es muy amiga de mi esposa, juegan al tenis juntas. Entonces la llamó a mi esposa pidiéndole mercadería al enterarse de lo que iba a pasar (en el Mercado Central)", sostuvo el empresario de la carne.

Además, más allá de que los permisos laborales que le otorgó la Justicia no lo habilitan a salir a comer afuera, el empresario sostuvo que se había encontrado por casualidad con dos amigos que lo invitaron a almorzar. "Me dieron un poquito de carne", se justificó Samid.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?