Esta es la historia del desodorante que usas todos los días

Esta es la historia del desodorante que usas todos los días

El desodorante es un producto que forma parte de lo que utilizamos casi, o en el mejor de los casos, diariamente. Pero... ¿cuándo se produjo por primera vez como un producto de uso higiénico?

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

Artesanos y perfumistas se preocuparon desde hace miles de años por cubrir o solucionar el olor a sudor. En el antiguo Egipto, por ejemplo, usaban canela o alumbre, y especias aromáticas como desodorante. Por otra parte, en China, lo hacían mediante alumbre o sal. De hecho, la sal es conocida por sus propiedades antibacterianas, lo que explica su efecto desodorante, y en Asia se acostumbró durante mucho tiempo a utilizarla como desodorante. 

Cuando llegó la Edad Media, los habitantes de las edades oscuras respondieron cosiendo saquitos perfumados y empapados en aceites esenciales en las parte interior de la ropa, ya que se había dejado un tanto de lado la vieja costumbre romana y griega de "darle un baño" a los invitados. Más adelante, en en el siglo XII hasta el siglo XIII, los baños fríos y calientes volvieron a ser más o menos habituales en todas las clases sociales.

La limpieza del cuerpo comenzó a ser asociada con una práctica purificadora, por eso incluso los monjes solían lavarse los sábados, de modo de llegar al domingo con una mayor purificación de cuerpo y, para sus pareceres, de espíritu. Pero incluso cuando la higiene comenzaba a tomar protagonismo, del desodorante aún no se registraba nada.

Fue recién en el siglo XVIII, cuando se descubrió que las glándulas sudoríparas producían sudor, y que las bacterias ocupaban un rol crucial en la producción de mal olor. Sabiendo esto, buscaron compuestos que limitaran la humedad y actuaran directamente sobre las bacterias. 

Las primeras fórmulas desodorantes eran muy distintas a las de hoy, generalmente se asimilaban más a un talco

El primer desodorante

La historia de este producto comenzó cuando investigadores aplicaron tintes de amoníaco debajo de las axilas. Tras años de prueba y error, en el siglo XIX aparece el primer desodorante comercial: "Mum", a base de zinc, producido en Filadelfia, Estados Unidos. 

Las primeras presentaciones del desodorante

El producto era una pasta para extender debajo de las axilas, pegajosa y gomosa pero bastante eficaz. La marca que lo produjo, "Mum", era el apodo de la niñera del inventor. Luego pasó a formar parte de Procter & Gamble en 2001.

En 1940, inspirándose en un bolígrafo, se creó el primer desodorante de bola con compuesto a base de cloruro de aluminio. 

El desodorante, en su formato más conocido junto con el spray

Fue Helen Barnett Diserens quien, años más tarde, contribuyó a que viviéramos más cómodamente. En 1940, inspirándose en un bolígrafo, creó el primer desodorante de bola con compuesto a base de cloruro de aluminio. 

Este modelo tuvo tan buena acogida que actualmente, alrededor del 80% de los desodorantes vendidos en el mundo son de este tipo. Unos años más tarde, se comercializaron los primeros desodorantes en spray, que ahora se producen de forma diferente. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?