Dudas y misterios sobre las otras dos vacunas que no llegan a la Argentina

Dudas y misterios sobre las otras dos vacunas que no llegan a la Argentina

La controversia en torno a las fallidas negociaciones del Gobierno nacional con Pfizer abrió un nuevo capítulo sobre los problemas para abastecerse de vacunas contra el coronavirus y genera dudas respecto a las conversaciones con otros dos laboratorios importantes sobre los cuales no hay novedades.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

La controversia en torno a las fallidas negociaciones del Gobierno nacional con Pfizer abrió un nuevo capítulo sobre los problemas para abastecerse de vacunas contra el coronavirus y genera dudas respecto a las conversaciones con otros dos laboratorios importantes sobre los cuales no hay novedades en la Argentina.

El caso más llamativo es el de Janssen, la división farmacéutica de la multinacional estadounidense Johnson & Johnson. Durante las pruebas de fase III que se realizaron el año pasado, casi 3.000 argentinos participaron como voluntarios de esta vacuna, lo que convirtió a la Argentina, al igual que sucedió con el estudio de Pfizer, en uno de los países más importantes para evaluar la efectividad de la monodosis. Sin embargo, su llegada a la Argentina viene extremadamente lenta y con muy pocos avances.

Según recordó el periodista Francisco Olivera en el programa +Voces, del canal LN+, las negociaciones entre el Gobierno argentino y Janssen comenzaron formalmente el 13 de agosto del año pasado, cuando se aprobó el protocolo para el estudio de fase 3 en la Argentina, luego el 30 de septiembre se firmó una carta de intención, y el 5 de diciembre la compañía estadounidense inició los trámites para la aprobación de la vacuna en la Anmat, dos días antes de que hiciera lo mismo Pfizer.

"Mientras que la vacuna de Pfizer se aprobó en la Anmat a los quince días de su presentación, la de J&J sigue esperando, cuando ya el 27 de febrero se validó en Estados Unidos, el 11 de marzo en la Unión Europea y el 12 del mismo mes en la Organización Mundial de la Salud", añadió.

Desde el Ejecutivo nacional ensayaron una respuesta sobre las demoras en la aprobación de la vacuna de Johnson & Johnson, indicó Olivera: "Por un lado, Pfizer presentó toda la documentación de golpe, mientras que Janssen lo hace bajo la modalidad 'rolling admission' (presentación continua), es decir, va presentando los datos en la medida que el Gobierno lo solicita".

"Sobre eso hay un misterio, ya que no se saben cómo vienen esos datos, pero lo que sí sabemos que hay países que la aprobaron mucho más rápido", destacó.

También hay dudas sobre las negociaciones con otro laboratorio: Moderna. "A principios de diciembre del año pasado, el empresario Eduardo Eurnekián le dice al Gobierno que es amigo del presidente de Moderna, Noubar Afeyán, y le ofrece una conexión para hablar y negociar la compra de vacunas. Sin embargo, Alberto Fernández recién se comunicó con Afeyán el 14 de enero, cuando ya era difícil que hayan vacunas disponibles. De todos modos, Afeyán le asegura que para el segundo semestre en Moderna sí tendrían dosis. Estamos a las puertas del segundo semestre y no hay novedades. Nadie quiere decir lo que pasó", sentenció Olivera.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?