Trucos para planchar tu camisa favorita de satén y que quede perfecta

Trucos para planchar tu camisa favorita de satén y que quede perfecta

Conoce los secretos para mantener impecable tu camisa de satén, no producir daños en esta delicada tela y disfrutarla al máximo.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

Esa camisa de satén, aquel blazer de lino, la pollera midi plisada en tela shinny. Tu guardarropas de este año requiere cuidados especiales.

¿Por qué? Simplemente porque la moda trajo tendencias que sumaron sofisticación a los outfits más casuales y cancheros. Lino, satén, plisados. Esta temporada está llena de texturas estilosas que suman un infalible aire chic a todos tus looks pero ¿cómo cuidarlas?

Fuente. El Corte Ingés

Trucos para planchar satén

Entre las telas más delicadas y bellas se encuentra el satén.

Ahorrar en tintorería al cuidarla es la premisa. Esto sobre todo porque muchas veces recurrir a una casa especializada no garantiza su verdadero cuidado por los químicos que se utilizan, más allá del factor económico.

Planchar los tejidos delicados es un arte, por suerte, fácil de aprender.

Fuente. El Corte Inglés

Antes que nada, debemos contar con la prenda limpia y seca, debidamente lavada en un programa específicamente para ropa delicada o a mano con jabón neutro y agua fría.

Para las arrugas más difíciles lo mejor es usar la plancha al vapor, contante y continuo pero la temperatura de la plancha debe colocarse en mínimo. Esto evita daños a la tela, ya que los tejidos delicados no se llevan bien con las altas temperaturas.

Durante el lavado, pueden encogerse. Durante el planchado, pueden deteriorarse y hasta agujerearse. O llegar a deformarse.

Los puntos más problemáticos de la ropa más delicada, aparte de los tejidos, son los dobleces, los estampados, los plisados y los bordados.

Para conservar la intensidad de las tinturas y sus colores y el buen estado de la tela conviene planchar las prendas al revés, del lado de las costuras.

La camisa de satén es una prenda fina y por tanto al colocarla en la tabla de planchar habrá que hacerlo por la parte más estrecha. Incluso, además de plancharla al revés, podemos colocar una tela entre la plancha y la camisa para evitar ese efecto de brillo cuando se calienta el género de más.

Jamás hay que pulverizar con agua, sino que debemos manejarnos con vapor y siempre en sentido vertical.

Tanto para prendas más cortas y pequeñas como para aquellas voluminosas con distintos pliegues o largas podemos plancharlas en vertical en una percha sin tocarla.

Esta forma de planchar es la que se utiliza en las casas de tintorería pero se puede lograr con una plancha común suficientemente buena, que tenga la función al vapor.

Se realiza acercando la plancha sin apoyarla para hacerle llegar el vapor que la dejará lisa y perfecta.

¿Conocías todos estos trucos?

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?