Organizaciones sociales piden vacunas por ser trabajadores esenciales

Organizaciones sociales piden vacunas por ser trabajadores esenciales

Son más de 100 las organizaciones firmantes que nuclean a trabajadores de cooperativas, ollas barriales, bibliotecas, circos, espacios artísticos, bachilleratos populares y clubes de barrios

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

A partir de la muerte por coronavirus de dos cocineras de comedores populares, organizaciones sociales difundieron un duro comunicado pidiendo vacunas para quienes realizan tareas de asistencia en los barrios vulnerables. Son más de 100 las organizaciones firmantes que nuclean a trabajadores de cooperativas, ollas barriales, bibliotecas, circos, espacios artísticos, bachilleratos populares y clubes de barrios

En los últimos días, con solo unas horas de diferencia, Teodora Olloa, de Somos Barrios de Pie y cocinera en el barrio San Martín en la villa 31 de Retiro y Lourdes Huarachi, militante del Frente de Organizaciones en Lucha (FOL) en la villa 20 de Lugano perdieron la vida luego de contraer la enfermedad.

Ambas mujeres pertenecían a la Red de Comedores por una Alimentación Soberana, dicho espacio nuclea a organizaciones del campo que alimenta con movimientos sociales y políticos, cooperativas, ollas barriales, bibliotecas, circos y espacios artísticos, bachilleratos populares y clubes de barrios.

Las historias de las mujeres fallecidas tienen una similitud con la muerte de Ramona, conocida militante de La Poderosa, también cocinera, quien murió hace unos meses tras reclamar agua potable y asistencia sanitaria para su barrio, la villa 31 de Retiro. 

Hace unos días el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, al ser consultado sobre la posibilidad de vacunar a quienes se desempeñan en organizaciones sociales destacó que las vacunas no las recibirán los dirigentes pero que corresponde que “las mujeres que están cocinando en los comedores sean vacunadas”.

Arroyo argumentó: “El año pasado las declaré esenciales porque se levantan a las 7 de la mañana y empiezan a armar la olla; hoy son 70 mil, es un trabajo muy significativo”.  El ministro informó que son 10 mil los comedores populares en todo el país y destacó: “Cuando se nos traba un comedor por el coronavirus, se nos desacomoda todo el barrio”.

El comunicado difundido por la Red de Comedores, concluye: “Porque consideramos que nuestro trabajo diario e injustamente ignorado, debe contar con la asistencia sanitaria urgente del Estado, desde la Red de Comedores por una Alimentación Soberana exigimos al gobierno nacional y a las autoridades de cada ciudad y municipio, VACUNAS YA para las y los trabajadores de comedores populares, promotoras de salud y de géneros, que están en la primera línea, poniendo su cuerpo día a día en los barrios populares, para enfrentar esta pandemia con la certeza de que la salida es colectiva.”. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?