Temor por los argentinos que volvieron del exterior: ¿cuántos llegaron?

Temor por los argentinos que volvieron del exterior: ¿cuántos llegaron?

En abril retornaron 37.000 al país. Aun hay 32.000 fuera de las fronteras y el Gobierno teme que vuelvan portando alguna de las cepas que todavía no está presente.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

Ante el refuerzo en las restricciones impuestas por el gobierno de Alberto Fernández, un dato mantiene atentas a las autoridades: en abril retornaron al país 37.000 ciudadanos, y además hay 32.000 fuera de nuestras fronteras.

¿Por qué este dato es relevante? Actualmente, según un informe del Proyecto Argentino Interinstitucional de Genómica de Sars-Cov-2 (PAIS), casi el 60% de los casos en la Ciudad de Buenos Aires corresponden a las cepas de Manaos y Reino Unido. Al mismo tiempo, en el conurbarno bonaerense se presentan en el 38,4% de los enfermos. Y la mala noticia es que de los casos analizados en la última semana, solo el 3,9% son del virus detectado durante la primera ola en el Gran Buenos Aires. Por lo que el temor es que los viajeros vuelvan portando alguna otra cepa que hoy no está presente en el país.

De los que retornaron, la mayoría lo hizo desde Estados Unidos. El resto volvió desde Chile y España, como segundo y tercer destino con mayor afluencia. Muchos de estos turistas son habitantes de la provincia de Buenos Aires, con el 42,46%, o de CABA con el 23,16%. Luego aparecen Tierra del Fuego, Córdoba y Santa Fe.

Al momento, hay 32.820 argentinos en el exterior. La mayoría está en Estados Unidos, mientras que España y Uruguay tienen una buena cantidad. Después aparecen Panamá, Francia, Holanda, Colombia, Paraguay, Alemania y Chile.

El problema es que en varios de esos países ya circula la cepa india “doble mutante”, llamada B.1.617, que ya causó miles de contagios y colapsó el sistema sanitario y de los crematorios del país asiático.

Según la OMS, esta variante podría ser más contagiosa y resistente a vacunas, y ya se encuentra en 17 países, incluidos Estados Unidos, Reino Unido y parte de la Unión Europea. De hecho, se detectaron casos en Francia, España, Alemania, Bélgica, Suiza, Grecia e Italia, entre otros.

Cuando un argentino regresa al país, debe presentan una PCR negativa de no más de 72 horas de anticipación al vuelo y una declaración jurada de salud con 48 horas de anticipación. Cuando ingresa al país debe volver a hacerse un testeo y otro a los siete días, además de un aislamiento domiciliario obligatorio durante ese período. Para finalizar el aislamiento debe esperar al resultado negativo de la última prueba de SARS-CoV-2.

Si al ingreso el resultado es positivo, se hace un test de PCR para detectar el tipo de cepa. Todos los costos de los testeos corren por cargo del pasajero.

La persona infectada y sus contactos estrechos deben aislarse en los lugares dispuestos por las autoridades nacionales hasta que puedan ser trasladados de manera segura a su lugar de residencia, si fuera posible. Los costos de hospedaje también corren por cargo del pasajero.

Fuente: TN

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?